"Educar en libertad me parece la cosa más difícil del mundo. La más necesaria. Y es difícil porque hay padres que, por afanes de libertad, no educan. Y padres que por afanes educativos no respetan la libertad. Hacer ambas cosas a la vez es acaso como construir un círculo cuadrado. Algo que sería imposible si no existiera el milagro del amor."


J.L. Martín Descalzo "Las razones de su vida"



20/6/11

Cuando hay problemas...

He leído de un tirón el libro de C.S. Lewis titulado Mero Cristianismo. El autor ha sido uno de los escritores más influyentes de nuestro tiempo y es muy conocido por sus libros para niños como las Crónicas de Narnia.
Fue ateo durante muchos años para finalmente convertirse al cristianismo. El libro no tiene desperdicio, os dejo una cita que a mi en estos momentos me llena el alma, es cierto que las lecturas como tantas otras cosas, si estás atento y receptivo siempre llegan en el momento que las necesitas:

"....no debemos sorprendernos si nos llegan momentos duros. Cuando un hombre se vuelve hacia Cristo y le parece que le está yendo muy bien (en el sentido de que algunos de sus malos hábitos se han corregido), a menudo piensa que sería natural que las cosas salieran con cierta facilidad. Cuando se presentan problemas- enfermedades, dificultades económicas, nuevas tentaciones- se siente defraudado. Estas cosas, piensa, podrían haber sido necesarias para despertarle y hacerle arrepentirse en sus antiguos días de maldad, ¿pero por qué ahora? Porque Dios le está forzando hacia adelante, o hacia arriba, a un nivel más alto, poniéndolo en situaciones en las que tendrá que ser mucho más valiente, o más generoso, de lo que jamás hubiera soñado antes.....
Imaginaos a vosotros mismos como una casa viva. Dios entra para reconstruir esa casa. Al principio es posible que comprendáis lo que está haciendo. Está arreglando los desagües, las goteras del techo, etcétera: vosotros sabíais que esos trabajos necesitaban hacerse y por lo tanto no os sentís sorprendidos. Pero al cabo de un tiempo Él empieza a tirar abajo las paredes de un modo que duele abominablemente y que parece no tener sentido. ¿Qué rayos se trae entre manos? La explicación es que Dios está construyendo una casa muy diferente de aquella que vosotros pensabais-poniendo un ala nueva aquí, un nuevo suelo allí, erigiendo torres, trazando jardines-. Vosotros pensasteis que os iban a convertir en un pequeño chalet sin grandes pretensiones: pero Él está construyendo un palacio. Tiene pensado venirse a vivir en él."

(el párrafo en negrita es una parábola de utiliza Lewis de George MacDonald)