"Educar en libertad me parece la cosa más difícil del mundo. La más necesaria. Y es difícil porque hay padres que, por afanes de libertad, no educan. Y padres que por afanes educativos no respetan la libertad. Hacer ambas cosas a la vez es acaso como construir un círculo cuadrado. Algo que sería imposible si no existiera el milagro del amor."


J.L. Martín Descalzo "Las razones de su vida"



30/3/11

La Anunciación


Altar Anunciación 20011



El pasado viernes celebrábamos la fiesta de la Anunciación, un poco atropelladamente como siempre...pero al final nos dio tiempo para preparar unos lapbook sencillitos y con ellos decorar nuestro altar de Cuaresma que se vistió de color....
Al día siguiente recibimos este regalo, de una amiga virtual de Colombia que hemos conocido gracias a nuestro ángelito. Es un rosario que ha hecho ella misma, cada cuenta es una rosa y cada rosa una oración que ella ofrece a María mientras los hace. ¡¡¡Una maravilla!!! Muchas gracias Blanca...

Rosario Blanca

24/3/11

Anunciación

Mañana día 25 de Marzo, celebramos que hace más de dos mil años, una niña de quince años dijo SI a la vida. Es un día de fiesta y en casa se puede celebrar de muchas maneras con los niños, yo me he inspirado, "otra vez más" en el blog de Xhonane.
Durante este fin de semana, se van a realizar en España muchas concentraciones en favor de la vida, aquí hay un listado. Ojala mejore el tiempo y las calles se llenen de gente de toda religión, ideología política etc...con la única intención de clamar por los derechos de los "no nacidos"
Hoy he recordado un fragmento de un texto de Delibes acerca del aborto, que leí hace mucho tiempo y que ahora comparto con vosotros, pues es de una gran vigencia (Aquí el artículo completo)
"Y el caso es que el abortismo ha venido a incluirse entre los postulados de la moderna “progresía”. En nuestro tiempo es casi inconcebible un progresista antiabortista. Para éstos, todo aquel que se opone al aborto libre es un retrógrado, posición que, como suele decirse, deja a mucha gente, socialmente avanzada, con el culo al aire. Antaño, el progresismo respondía a un esquema muy simple: apoyar al débil, pacifismo y no violencia. Años después, el progresista añadió a este credo la defensa de la Naturaleza. Para el progresista, el débil era el obrero frente al patrono, el niño frente al adulto, el negro frente al blanco. Había que tomar partido por ellos. Para el progresista eran recusables la guerra, la energía nuclear, la pena de muerte, cualquier forma de violencia. En consecuencia, había que oponerse a la carrera de armamentos, a la bomba atómica y al patíbulo. El ideario progresista estaba claro y resultaba bastante sugestivo seguirlo. La vida era lo primero, lo que procedía era procurar mejorar su calidad para los desheredados e indefensos. Había, pues, tarea por delante. Pero surgió el problema del aborto, del aborto en cadena, libre, y con él la polémica sobre si el feto era o no persona, y, ante él, el progresismo vaciló. El embrión era vida, sí, pero no persona, mientras que la presunta madre lo era ya y con capacidad de decisión. No se pensó que la vida del feto estaba más desprotegida que la del obrero o la del negro, quizá porque el embrión carecía de voz y voto, y políticamente era irrelevante. Entonces se empezó a ceder en unos principios que parecían inmutables: la protección del débil y la no violencia. Contra el embrión, una vida desamparada e inerme, podía atentarse impunemente. Nada importaba su debilidad si su eliminación se efectuaba mediante una violencia indolora, científica y esterilizada. Los demás fetos callarían, no podían hacer manifestaciones callejeras, no podían protestar, eran aún más débiles que los más débiles cuyos derechos protegía el progresismo; nadie podía recurrir. Y ante un fenómeno semejante, algunos progresistas se dijeron: esto va contra mi ideología. Si el progresismo no es defender la vida, la más pequeña y menesterosa, contra la agresión social, y precisamente en la era de los anticonceptivos, ¿qué pinto yo aquí? Porque para estos progresistas que aún defienden a los indefensos y rechazan cualquier forma de violencia, esto es, siguen acatando los viejos principios, la náusea se produce igualmente ante una explosión atómica, una cámara de gas o un quirófano esterilizado."


Y por último recomendaros este librito que encontré en un mercadillo de segunda mano y que leí este verano de un tirón, ayuda a conocer profundamente a María de una forma sencilla pero a la vez profunda, como Ella es....

¡¡¡¡Feliz día de la Anunciación!!!!

22/3/11

Samuel"La Cuaresma es....que no comemos chuches"

Samuel (3 años)

21/3/11

Capacidad de asombro

Dicen que la filosofía surgió de la capacidad de asombro y sorpresa de algunos hombres, a los que ¡¡cuál niños pequeños!!, no dejaban de repiquetearles ciertos porqués...
El otro día vi por fin la película "La última cima" y desde entonces no dejo de pensar en Pablo, en su vida aparentemente tan sencilla, tan breve y en cambio tan intensa. Y lo que me más te llama la atención es que Pablo disfrutó la vida a tope, fue un sacerdote feliz, un estudiante feliz, un profesor feliz, un hijo feliz, un amigo feliz...
Los que tenemos niños sabemos que ellos, tienen una increible capacidad de asombro y también una capacidad impresionante para ser felices con todo. Si nieva es motivo de alegría, poder salir, hacer bolas de nieve, un muñeco, tirarse con el trineo...Si llueve es estupendo, poder pisar charcos,  mojarse, salpicar, salir con un paraguas y botas de agua....Si el suelo está embarrado es fantástico mancharse toda la ropa de barro uhmmmm. Si hace mucho calor es maravilloso poder remojarse en cualquier fuente o charco...Todo es motivo de júbilo para los niños pequeños pues de cualquier acontecimiento por sencillo que sea sacan lo positivo.
Jesús dijo que si no éramos como niños no entraríamos en el Reino de los Cielos y ser como un niño cuando eres adulto es muy dificil y a la vez es muy sencillo. Vivir el momento presente y no más....confiando.
Pablo, el protagonista de la Última Cima era como un niño y "sólo" por eso consiguió ser feliz y lo más importante hacer felices a todas aquellas personas que tuvieron trato con él, incluso después de marcharse a la casa del Padre.

17/3/11

Te puede ayudar

Hubo una vez un rey que dijo a los sabios de la corte:
- Me estoy fabricando un precioso anillo. He conseguido uno de los mejores diamantes posibles. Quiero guardar oculto dentro del anillo algún mensaje que pueda ayudarme en momentos de desesperación total, y que ayude a mis herederos, y a los herederos de mis herederos, para siempre. Tiene que ser un mensaje pequeño, de manera que quepa debajo del diamante del anillo.
Todos quienes escucharon eran sabios, grandes eruditos; podrían haber escrito grandes tratados, pero darle un mensaje de no más de dos o tres palabras que le pudieran ayudar en momentos de desesperación total...
Pensaron, buscaron en sus libros, pero no podían encontrar nada.
El rey tenía un anciano sirviente que también había sido sirviente de su padre. La madre del rey murió pronto y este sirviente cuidó de él, por tanto, lo trataba como si fuera de la familia. El rey sentía un inmenso respeto por el anciano, de modo que también lo consultó. Y éste le dijo:
-No soy un sabio, ni un erudito, ni un académico, pero conozco el mensaje. Durante mi larga vida en palacio, me he encontrado con todo tipo de gente, y en una ocasión me encontré con un místico. Era invitado de tu padre y yo estuve a su servicio. Cuando se iba, como gesto de agradecimiento, me dio este mensaje –el anciano lo escribió en un diminuto papel, lo dobló y se lo dio al rey-. Pero no lo leas –le dijo- manténlo escondido en el anillo. Abrelo sólo cuando todo lo demás haya fracasado, cuando no encuentres salida a la situación-
Ese momento no tardó en llegar. El país fue invadido y el rey perdió el reino. Estaba huyendo en su caballo para salvar la vida y sus enemigos lo perseguían. Estaba solo y los perseguidores eran numerosos. Llegó a un lugar donde el camino se acababa, no había salida: enfrente había un precipicio y un profundo valle; caer por él sería el fin. Y no podía volver porque el enemigo le cerraba el camino. Ya podía escuchar el trotar de los caballos. No podía seguir hacia delante y no había ningún otro camino...
De repente, se acordó del anillo. Lo abrió, sacó el papel y allí encontró un pequeño mensaje tremendamente valioso:
Simplemente decía “ESTO TAMBIÉN PASARA”.
Mientras leía “esto también pasará” sintió que se cernía sobre él un gran silencio. Los enemigos que le perseguían debían haberse perdido en el bosque, o debían haberse equivocado de camino, pero lo cierto es que poco a poco dejó de escuchar el trote de los caballos.
El rey se sentía profundamente agradecido al sirviente y al místico desconocido. Aquellas palabras habían resultado milagrosas. Dobló el papel, volvió a ponerlo en el anillo, reunió a sus ejércitos y reconquistó el reino. Y el día que entraba de nuevo victorioso en la capital hubo una gran celebración con música, bailes... y él se sentía muy orgulloso de sí mismo.
El anciano estaba a su lado en el carro y le dijo:
-Este momento también es adecuado: vuelve a mirar el mensaje.
-¿Qué quieres decir? –preguntó el rey-. Ahora estoy victorioso, la gente celebra mi vuelta, no estoy desesperado, no me encuentro en una situación sin salida.
-Escucha –dijo el anciano-: este mensaje no es sólo para situaciones desesperadas; también es para situaciones placenteras. No es sólo para cuando estás derrotado; también es para cuando te sientes victorioso. No es sólo para cuando eres el último; también es para cuando eres el primero.
El rey abrió el anillo y leyó el mensaje: “Esto también pasará”, y nuevamente sintió la misma paz, el mismo silencio, en medio de la muchedumbre que celebraba y bailaba, pero el orgullo, el ego, había desaparecido. El rey pudo terminar de comprender el mensaje. Se había iluminado.
Entonces el anciano le dijo:
-Recuerda que todo pasa. Ninguna cosa ni ninguna emoción son permanentes. Como el día y la noche, hay momentos de alegría y momentos de tristeza. Acéptalos como parte de la dualidad de la naturaleza porque son la naturaleza misma de las cosas.

15/3/11

Merece la pena

El Evangelio para niños

En esta página encontramos una sección para niños, con viñetas, dibujos para colorear, dibujos animados...sobre el Evangelio.

14/3/11

¿Qué clase de ayuno vas a ofrecer al Señor esta Cuaresma?

Acabo de recibir este mensaje que quiero compartir con todos vosotros:

Ayunaré de juzgar a otros. Descubriré a Cristo que vive en ellos. Ayunaré de palabras hirientes y diré frases sanadoras.
Ayunaré del egoísmo. Viviré en gratuidad.
Ayunaré de enojos. Procuraré vivir en paciencia.
Ayunaré de pesimismo. Me llenaré de esperanza.
Ayunaré de preocupaciones. Confiaré más en Dios.
Ayunaré de quejarme. Daré gracias a Dios por la maravilla de la vida.
Ayunaré de la angustia. Oraré con más frecuencia
Ayunaré de rencores. Practicaré el perdón.
Ayunaré de darme importancia a mí mismo. Seré compasivo con los demás.
Ayunaré de ansiedad sobre mis cosas. Me comprometeré en la propagación del Reino.
Ayunaré de desalientos. Me llenaré de entusiasmo de la fe.
Ayunaré de todo lo que me separe de Jesús. Intentaré vivir muy cerca de Él.
Ayunaré de hacer gastos superfluos. Daré dinero a los necesitados.
Ayunaré de perder el tiempo inútilmente. Ofreceré mi tiempo al que me lo pida.
Ayunaré de desprecios hacia los demás. Veré en toda persona a un hermano.
Ayunaré de excesos gastronómicos. Tendré hambre y sed de justicia.
Ayunaré, Señor, para tener hambre de Ti y, para que pensando sólo en Ti, un día pueda estar junto a Ti.

13/3/11

8/3/11

Empieza la Cuaresma

Calendario de cuaresma 2011Mañana es miércoles de ceniza... comienza la Cuaresma y como siempre Xhonane comparte en su blog mil y una originales ideas, para trabajar este tiempo con los niños de todas las edades y para celebrar este tiempo litúrgico en familia. A mi me han gustado especialmente los calendarios de cuaresma que ella utiliza y mezclando un poquito de aquí y un poquito de allá hemos hecho este corderito que en principio era para los chiquitines pero que al final es el que ha gustado a todos, je,je...Cada día ponen un   poco de algodón en cada casilla y luego sirve como adorno durante la Pascua. Se pueden ir incorporando diferentes fotos, adornos, creando un tipo collage a lo largo de estos cuarenta días.
Es beneficioso para los niños, vivir los diferentes momentos del año, cíclicos, como las estaciones,  celebrando cada día, cada época. Esto tan sencillo les ayuda a centrarse, a vivir en un mundo predecible y seguro. Aunque la familia no sea "creyente" considero enriquecedor para los pequeños que sepan que es lo que celebran otras personas a su alrededor y siempre hay valores que podemos inculcar a nuestros niños:

El ayuno (de caprichos, dulces, golosinas) que va ligado a una manera austera de vivir.
La oración (se puede enfocar como meditación, recogimiento, silencio, actitud de agradecimiento por lo que tenemos, lo que somos)
El dar o compartir (lo material con los que menos tienen, compartir tiempo, compartir conocimientos o aptitudes, darnos a nosotros mismos)

Continuará...

4/3/11

"ACTO DE ABANDONO" (Contra la ansiedad y la aflicción)

"¿Por qué os confundís y agitáis? Dejad que Yo me encargue de vuestros asuntos y todo se calmará. En verdad os digo que cada acto de verdadero, ciego y pleno abandono en Mí produce el efecto que deseáis y resuelve situaciones difíciles. Entregarse a Mí no significa atormentarse, agitarse y desesperarse, dirigiéndome luego una oración inquieta para que Yo os siga: eso es transformar la  agitación en plegaria. Entregarse significa cerrar plácidamente los ojos del alma, alejar las preocupaciones y recurrir a Mí para que Yo os conduzca, como un niño dormido en el regazo materno, a la otra orilla.
Lo que os desespera y os hace un inmenso mal es vuestro razonamiento, vuestro pensamiento, vuestra preocupación y vuestra obstinación en resolver por vosotros mismos los problemas que os afligen.
¡Cuántas cosas puedo obrar cuando el alma, tanto en sus necesidades espirituales como materiales, recurre a Mí, me contempla y diciendo "OCÚPATE TÚ" cierra los ojos y descansa!
Obtenéis pocas gracias cuando os atormentáis para producirlas; en cambio, obtenéis muchísimas cuando, en oración, os ponéis plenamente en Mis manos. Vosotros oráis en el dolor para que Yo os alivie, pero para que lo alivie según vuestros deseos...Os dirigís a Mí, pero queréis que Yo me adapte a vuestros propósitos; sois como los enfermos que, en lugar de pedir la curación al médico, le sugieren lo que debe hacer.
No os comportéis así, orad como Yo os he enseñado en el Padre Nuestro: "SANTIFICADO SEA TU NOMBRE" (es decir que seas glorificado en esta necesidad que tengo), VENGA A NOSOTROS TU REINO" (es decir que todo lo que nos sucede a nosotros y al mundo concurra  a Tu reino), HÁGASE TU VOLUNTAD (o sea ocúpate Tú). Yo intervengo con toda Mi omnipotencia y resuelvo las situaciones más difíciles. Por ejemplo ¿la enfermedad se agudiza en lugar de aliviarse? No te desanimes, cierra los ojos y pídeme con fe: "Hágase tu voluntad, ocúpate Tú". Te digo que Yo me ocupo, intervengo como médico y realizo un milagro cuando es necesario. ¿Ves que el enfermo empeora? No desesperes, cierra los ojos y ora: "OCÚPATE TÚ". Te digo que Yo me ocupo.
Al abandono se opone la preocupación, la agitación y la obstinación en prever las consecuencias de un hecho. Es como la confusión que tienen los niños cuando pretenden que su madre se ocupe de sus necesidades, pero al  mismo tiempo quieren imponerse, entorpeciendo el trabajo de ella con sus ideas y caprichos infantiles.
Cerrad los ojos y dejaos llevar por la corriente de mi gracia, cerrad los ojos y dejadme obrar, cerrad los ojos y no pensad en el momento presente, alejad el pensamiento del futuro como si fuera una tentación. Reposad en Mí confiando en mi bondad y os juro por mi amor que, diciéndome con entrega:"OCÚPATE TÚ", yo me ocupo plenamente, os consuelo, os libero y os oriento. Y cuando debo conduciros por un camino diferente del que vosotros vislumbráis, Yo os preparo, os llevo en mis brazos, porque no hay medicina más potente que Mi intervención de amor. Yo me ocupo sólo cuando cerráis los ojos, pero vosotros permanecéis insomnes, queréis evaluarlo todo, analizarlo todo, pensar en todo y así os entregáis a las fuerzas humanas o, peor aún, a los hombres, confiando en su intervención. Esto es lo que obstaculiza mis Palabras y mis Proyectos. ¡Oh, cómo deseo que os entreguéis a Mí por vuestro bien y cómo me duele veros agitados!
Satanás desea justamente esto: agitaros para alejaros de mi acción e impulsaros hacia las iniciativas humanas. Por eso debéis confiar sólo en Mí, descansar en Mí, entregaros plenamente a Mí. Yo hago milagros en proporción al pleno abandono en Mí y a vuestra despreocupación: ¡distribuyo tesoros de Gracias cuando vosotros os halláis en extrema pobreza!
Si contáis con vuestros recursos, aunque sean pocos, o si los perseguís, os halláis en el campo natural, siguiendo el curso natural de las cosas, que a menudo está obstaculizado por Satanás.
Ningún pensador o analista ha obrado milagros, ni siquiera los santos.
Quien se entrega a Dios obra conforme a la voluntad divina. Cuando veas que las cosas se complican, ruega cerrando los ojos del alma: "JESÚS, OCÚPATE TÚ". Y distráete, porque tu mente se agudiza...y para ti es difícil distinguir el mal.
Confía en Mí a menudo, distrayéndote de ti mismo. Compórtate así con todas tus necesidades. Obrad así todos y veréis milagros inmensos, continuos y silenciosos. Os lo juro por mi Amor: yo me ocuparé, os lo aseguro.
Orad siempre con esta predisposición de entrega y obtendréis una gran paz y grandes frutos, incluso cuando Yo os hago la gracia de la inmolación de reparación y de amor que impone el sufrimiento. ¿Te parece imposible? Cierra los ojos y ruega con toda tu alma: "Jesús, ocúpate Tú". No temas, Yo me ocupo. Y tú bendecirás tu nombre humillándote. Tus oraciones no equivalen a un pacto de entrega plena; recuérdalo bien. No hay novena más eficaz que ésta:
 "OH, JESÚS, EN TI ME ABANDONO, OCÚPATE TÚ"
ENTRÉGATE A MI CORAZÓN Y....VERÁS.

Quiero que creas en mi omnipotencia y no en tu acción, que trates de ponerme a Mí en acción y no a ti a través de los demás.
Busca mi intimidad, cumple mi deseo de tenerte, enriquecerte y amarte como Yo quiero. Déjate llevar, deja que pueda reposar en ti, manifestar en ti toda mi omnipotencia. Si permaneces cerca de Mí sin obstinarte en actuar por tu cuenta, en correr para salir o para decir que has cumplido, me demostrarás que crees en mi omnipotencia y Yo "obraré intensamente junto a ti cuando hables, camines, trabajes, ores o duermas, porque "a mis amados doy todo lo necesario, incluso mientras duermen" (Salmo 126). Si estás conmigo sin tratar de afanarte, sin preocuparte por tus necesidades sino pidiéndome con plena fe, Yo te daré todo lo que necesites, según mi Diseño eterno. Te daré los sentimientos que quiero ver en ti, te daré una gran compasión hacia tu prójimo y te haré decir y hacer lo que yo quiera. Entonces tu acción provendrá de mi Amor. Yo solo, no tú con tu actividad, podré hacer hijos nuevos, que nacen de Mí. Podré hacer más hijos en la medida en que tú quieras ser un verdadero hijo, al igual que mi Unigénito, porque bien sabes que "si haces mi Voluntad serás mi hermano, hermana y madre" para que Yo nazca en los demás; Yo haré nuevos hijos sirviéndome de los verdaderos hijos. Lo que tú hagas para lograrlo no es nada en comparación con lo que Yo hago en la intimidad de los corazones de aquéllos que aman."
"Permaneced en Mi Amor...si permanecéis en Mí y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queráis y os será dado" (Juan 15)

Dolindo Ruotolo, escribió este precepto acerca de la entrega a Dios que le inspiró Jesús.