"Educar en libertad me parece la cosa más difícil del mundo. La más necesaria. Y es difícil porque hay padres que, por afanes de libertad, no educan. Y padres que por afanes educativos no respetan la libertad. Hacer ambas cosas a la vez es acaso como construir un círculo cuadrado. Algo que sería imposible si no existiera el milagro del amor."


J.L. Martín Descalzo "Las razones de su vida"



17/2/11

Hace un tiempo, una mujer que había perdido a su tercera hija al nacer, me dijo que a partir de ese momento había aprendido a vivir con un pie en la tierra y el otro en lo sobrenatural...Y eso es exactamente lo que me ha ocurrido a mi después del fallecimiento de nuestro quinto hijo. Pienso que es muy importante inculcar en los niños pequeños la idea de trascendencia, que todo obedece a un plan perfecto (aunque a veces, haya ciertos acontecimientos que con nuestra lógica humana no alcanzamos a comprender todavía...), que la casualidad no existe, enseñarles a actuar siempre bien y luego confiar, aprender a abandonarse, a no querer tenerlo todo bajo control (pues además es imposible). Hoy le decía a una chica que está sufriendo mucho, que la fe no es una varita mágica, pero que ayuda a tener otra perspectiva de la realidad, a vivir la tristeza cuando te toca... pero con una "tristeza esperanzada".Estoy releyendo a Anthony de Mello que es un escritor que siempre me inspira mucho, en su libro Sadhana dice:

"Típico de la mentalidad hebrea que encontramos en la Biblia es la capacidad para ver a Dios actuando en cada una de las cosas. Mientras nosotros nos quedamos exclusivamente en las causas segundas, los hebreos se situaban exclusivamente en la Causa Primera. ¿Habían sido derrotados sus ejércitos? Dios los había derrotado, no la impericia de los generales. ¿Llovía? Dios hacía caer la lluvia. ¿Eran destruidas sus cosechas por las langostas? Dios enviaba las langostas.
Es cierto que su visión de la realidad era parcial. Parecían ignorar por completo las causas segundas. También la visión del mundo que tenemos en nuestros días es igualmente imperfecta y parcial ya que parecemos ignorar por completo la Causa Primera. ¿Ha desaparecido tu jaqueca? Los hebreos dirían: "Dios te ha curado" Nosotros decimos: "¡Deja a Dios en paz! Te ha curado la aspirina" En realidad, Dios te ha curado  por medio de la aspirina. Es una lástima: estamos rodeados de bienes de todo tipo pero hemos perdido el sentido del Infinito actuando dentro de nosotros...."

No hay comentarios:

Publicar un comentario