"Educar en libertad me parece la cosa más difícil del mundo. La más necesaria. Y es difícil porque hay padres que, por afanes de libertad, no educan. Y padres que por afanes educativos no respetan la libertad. Hacer ambas cosas a la vez es acaso como construir un círculo cuadrado. Algo que sería imposible si no existiera el milagro del amor."


J.L. Martín Descalzo "Las razones de su vida"



30/5/10

VIVIR SIN TELE I

NaturalezaDesde que nos convertimos en padres, sentimos que no queríamos que nuestros hijos crecieran viendo la televisión. No era un planteamiento muy intelectualizado , sino tan sólo algo intuitivo que nos llevaba a rechazar la típica imagen del niño pasivo ante un televisor, viendo todo tipo de imágenes, ya que los padres no siempre pueden o desean estar a su lado. Suele ser en muchas ocasiones una niñera que salva al niño del aburrimiento y a los padres de preparar ambientes más propicios para él.
Al principio pensamos que podía ser una opción válida el ser suficientemente selectivos, estar siempre a su lado cuando la viesen y durante poco tiempo. Pero terminamos por sacar la televisión de nuestras vidas y de nuestro salón definitivamente. Consideramos que no merecía la pena, deseamos que al menos en sus primeros años puedan crecer lo más puros posible, sin contaminarse por la engañosa publicidad, las imágenes violentas o sensacionalistas que aparecen casi en cualquier programa (dibujos animados incluidos).
Tenemos ordenadores y aproximadamente dos veces en la semana (no siempre) les ponemos películas o documentales, que eligen en ocasiones ellos y en ocasiones nosotros. El día que toca peli les encanta, se ponen contentísimos, es como una fiesta...el resto de los días jamás piden ver nada..Para nosotros también es como una fiesta pues aunque compartimos ese tiempo con ellos, al menos estamos un tiempo más descansados....
Es gracioso cuando alguien comenta "lo que saben estos chicos, aprenden tanto con la tele...."

Ya hay muchos estudios que demuestran que existe una relación estrecha entre los hábitos del uso de la televisión y la capacidad de los niños de interactuar en situaciones y con materiales que requieren destrezas motrices, de organización en el tiempo y en el espacio, la voluntad de vencer obstáculos, de tomar responsabilidades y de respetar reglas y límites.
Vamos a ver un resumen de los "Cuatro argumentos para eliminar la televisión" de Jerry Mander, que nos hacen caer en la cuenta de que no importa qué programa, la televisión tiene efectos peligrosos por la tecnología que ella aplica:

Ver la tele interrumpe la comunicación normal entre los hemisferios de la corteza cerebral. El hemisferio izquierdo, el crítico y analítico, entra en ralentín y muestra menos actividad que durante el sueño. En cambio el derecho que responde a la ilusión de las imágenes, absorbe las informaciones y las deja pasar al inconsciente sin censura. El efecto de hipnosis que resulta de este estado hace que la televisión se convierta en una droga que hace olvidar las realidades y penas de la vida.

El uso de trucos técnicos usual en esta tecnología inunda al organismo de hormonas de estrés que al momento de ver la tele dan una sensación de interés y excitación, a pesar de que solo se dirige a dos sentidos. Esto sería aburrido para un niño que normalmente interactúa con todo su cuerpo. Los trucos técnicos tienen el efecto de acumular estrés en el organismo que, al no ser que éste sea liberado por mucho juego libre, puede causar hiperactividad.

La tecnología de la tele distorsiona inclusive los estímulos que se dirigen a los ojos y los oídos y causa una esquizofrenia sensorial entre ellos y los otros sentidos.

Las radiaciones nocivas y la iluminación artificial, juntos con un déficit de movimiento libre y de aire fresco, originan problemas de salud de muchas clases.

 
(Información sacada del Boletín nº 20 de la fundación educativa Pestalozzi, escrito por Rebeca Wild)
Artículo publicado originalmente en Paideia en familia

3/5/10

Páginas para colorear (calendario litúrgico)

Xhonane es una mamá que educa a sus cuatro hijos en casa y tiene un blog lleno de ideas para celebrar nuestra fe en la familia. Su último post es un trabajo de recopilación de páginas para imprimir y que los niños puedan colorear, clasificadas según las principales fiestas del calendario litúrgico. Me ha resultado muy interesante y por eso quiero compartirlo aquí.
Colorear puede ser un buen rato de oración para los más chiquitines.
Muchas gracias por todo tu trabajo Xhonane.