"Educar en libertad me parece la cosa más difícil del mundo. La más necesaria. Y es difícil porque hay padres que, por afanes de libertad, no educan. Y padres que por afanes educativos no respetan la libertad. Hacer ambas cosas a la vez es acaso como construir un círculo cuadrado. Algo que sería imposible si no existiera el milagro del amor."


J.L. Martín Descalzo "Las razones de su vida"



30/5/10

VIVIR SIN TELE I

NaturalezaDesde que nos convertimos en padres, sentimos que no queríamos que nuestros hijos crecieran viendo la televisión. No era un planteamiento muy intelectualizado , sino tan sólo algo intuitivo que nos llevaba a rechazar la típica imagen del niño pasivo ante un televisor, viendo todo tipo de imágenes, ya que los padres no siempre pueden o desean estar a su lado. Suele ser en muchas ocasiones una niñera que salva al niño del aburrimiento y a los padres de preparar ambientes más propicios para él.
Al principio pensamos que podía ser una opción válida el ser suficientemente selectivos, estar siempre a su lado cuando la viesen y durante poco tiempo. Pero terminamos por sacar la televisión de nuestras vidas y de nuestro salón definitivamente. Consideramos que no merecía la pena, deseamos que al menos en sus primeros años puedan crecer lo más puros posible, sin contaminarse por la engañosa publicidad, las imágenes violentas o sensacionalistas que aparecen casi en cualquier programa (dibujos animados incluidos).
Tenemos ordenadores y aproximadamente dos veces en la semana (no siempre) les ponemos películas o documentales, que eligen en ocasiones ellos y en ocasiones nosotros. El día que toca peli les encanta, se ponen contentísimos, es como una fiesta...el resto de los días jamás piden ver nada..Para nosotros también es como una fiesta pues aunque compartimos ese tiempo con ellos, al menos estamos un tiempo más descansados....
Es gracioso cuando alguien comenta "lo que saben estos chicos, aprenden tanto con la tele...."

Ya hay muchos estudios que demuestran que existe una relación estrecha entre los hábitos del uso de la televisión y la capacidad de los niños de interactuar en situaciones y con materiales que requieren destrezas motrices, de organización en el tiempo y en el espacio, la voluntad de vencer obstáculos, de tomar responsabilidades y de respetar reglas y límites.
Vamos a ver un resumen de los "Cuatro argumentos para eliminar la televisión" de Jerry Mander, que nos hacen caer en la cuenta de que no importa qué programa, la televisión tiene efectos peligrosos por la tecnología que ella aplica:

Ver la tele interrumpe la comunicación normal entre los hemisferios de la corteza cerebral. El hemisferio izquierdo, el crítico y analítico, entra en ralentín y muestra menos actividad que durante el sueño. En cambio el derecho que responde a la ilusión de las imágenes, absorbe las informaciones y las deja pasar al inconsciente sin censura. El efecto de hipnosis que resulta de este estado hace que la televisión se convierta en una droga que hace olvidar las realidades y penas de la vida.

El uso de trucos técnicos usual en esta tecnología inunda al organismo de hormonas de estrés que al momento de ver la tele dan una sensación de interés y excitación, a pesar de que solo se dirige a dos sentidos. Esto sería aburrido para un niño que normalmente interactúa con todo su cuerpo. Los trucos técnicos tienen el efecto de acumular estrés en el organismo que, al no ser que éste sea liberado por mucho juego libre, puede causar hiperactividad.

La tecnología de la tele distorsiona inclusive los estímulos que se dirigen a los ojos y los oídos y causa una esquizofrenia sensorial entre ellos y los otros sentidos.

Las radiaciones nocivas y la iluminación artificial, juntos con un déficit de movimiento libre y de aire fresco, originan problemas de salud de muchas clases.

 
(Información sacada del Boletín nº 20 de la fundación educativa Pestalozzi, escrito por Rebeca Wild)
Artículo publicado originalmente en Paideia en familia

8 comentarios:

  1. ¡Qué alegría Paloma verte de nuevo en casa!
    Es muy interesante todo esto que nos cuentas,me parece bien la manera que habeís adoptado para educar a vuestros hijos, si ellos son felices y aprenden con las cosas que seleccionais para que sea una distracción y al mismo tiempo aprendizaje. Lo que me pregunto es , cuando se relacionan con otros niños¿se sienten cómodos , o los otros niños les interpelan?
    Como no tengo idea de esto y ya una vez en el torno a un matrimonio jóven les hablé de la experiencia que vosotros haciaís, ellos me lo preguntaron y no supe decirles nada.
    Gracias amiga

    Un abrazo
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  2. Sor Cecilia he dejado de escribir en mis otros blogs sobre homeschooling pues me robaban demasiado tiempo. Estamos esperando otro bebé y entre mis cuatro niños (tan pequeños) y las naúseas no doy más de mi. No obstante creo que este espacio lo mantendré pues pienso utilizar artículos que ya publiqué previamente en mis otros blogs.
    Intento responder a tu pregunta y te diré que eso que planteas es el gran "miedo" que nos da a todos los padres cuando nos decidimos a educar a nuestros hijos en familia. Siempre tememos que sean una especie de niños insociables, encerrados en su propio mundo, ja,ja....pero como suele ocurrir nada tiene que ver con la realidad.
    Mi hijos mayores de nueve y siete años van a actividades extraescolares, catequesis, tienen su grupillo de amigos (intentamos que sean niños de familias con valores semejantes a los nuestros) Se relacionan perfectamente con niños y adultos, y por lo que dicen los demás (mi opinión puede ser poco parcial,je,je..) son niños muy educados, respetuosos, tranquilos etc...
    De hecho la familia en un principio se opuso a nuestra opción educativa pero ahora van viendo a los niños y creo que notan la diferencia pues son más niños (no queman etapas), más naturales, equilibrados y les gusta.
    Hasta ahora mismo yo les veo con mucha seguridad en si mismos, una fuerte autoestima y nunca han tenido ningún conflicto con ningún niño. A ellos les gusta la vida que llevan y la comparan con el resto y no la cambian. Me imagino que cuando lleguen a la adolescencia la cosa se complicará, el adolescente siempre cuestiona a sus padres, su entorno....pero hoy por hoy somos felices niños y padres.
    Si alguna vez alguien te pregunta y quieres darle mi correo, con gusto y en la medida de mis posibilidades les ayudaré.
    nazcaurpi@hotmail.com
    Un fuerte abrazo y de nuevo gracias por tus palabras.

    ResponderEliminar
  3. Me alegra mucho que vuelvas a ser mamá, tengo una madre que ya es abuela que siempre me pide que rece por sus 9 hijos, y ahora cada dos por tres me va aumentando la familia porque vienen los nietos. a ver si te pasan las náuseas y te alivias un poco.
    Agradezco de veras toda la información que me has dado, saco una copia de ello, porque mi memoria cada día se me complica más.
    Bueno, me alegro de verdad ver que etás tan llena de esperanza.
    Reza un poco por mí, a mediados de mes , vuelvo a pasar por quírofano,todos los intentos para aliviarme las secuelas que me dejó la artedosis han fracasdo y ahora me pondrán una especie de marcapasos debajo la piel con un umbral fijo de estimulación eléctrica para calmar el dolor, no puedo estar ni sentada ni de pie y en la cama a ratos. En fin, la artrósis me ha hecho papilla todo mi cuerpo. Pero yo...sigo, Con Dios puedo casi casi volar.
    Un abrazo
    Sor.cecilia

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Vaya, pues lo siento!!! Pero se ve que eres una mujer fuerte y como bien dices: Con Dios todo lo podemos. Me acordaré de tí en mis oraciones, siempre os pedimos a las personas consagradas que recéis por nosotros (los del mundo, pues lo necesitamos tantoooo), pero también vosotros necesitais nuestras plegarias (la comunión de los santos)

    Mucha suerte y gracias de nuevo. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Yo estoy ahora mismo en plena crisis televisiva... a ver si me decido ya!!

    ResponderEliminar
  6. María ¿leíste el post de Greisi sobre la tele? Aquí te pongo el enlace: http://desdemicordilleradelosandes.blogspot.com/2010/06/sin-tv.html
    Aprovecha ahora que tu nena es pequeña, nosotros la quitamos cuando nuestro mayor tenía unos meses y claro nunca la echó en falta!!!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. ...me dais miedo ¬¬

    ResponderEliminar
  8. Anónimo ¿de verdad te damos miedo? lo siento nunca pensé que pudiese dar miedo a nadie....Si me concretas un poco más tal vez pueda aclararte...pues me imagino se tratará de un mal entendido. Un saludo.

    ResponderEliminar