"Educar en libertad me parece la cosa más difícil del mundo. La más necesaria. Y es difícil porque hay padres que, por afanes de libertad, no educan. Y padres que por afanes educativos no respetan la libertad. Hacer ambas cosas a la vez es acaso como construir un círculo cuadrado. Algo que sería imposible si no existiera el milagro del amor."


J.L. Martín Descalzo "Las razones de su vida"



20/12/10

Navidad


Me encanta este video, aunque me hace llorar y no poco...pero es solo para adultos ya que mezcla la película de Natividad con La Pasión.

28/11/10

LA HERMOSURA DE MARÍA

Hoy comienza el Adviento y he visto que Xhonane, como siempre, tiene un montón de ideas para celebrar con los más pequeños la fe en familia, por ejemplo: Estos calendarios de Adviento para colorear o el calendario que han hecho sus hijos o estas velas para la corona. ¿Y qué me decís de el Árbol de Jesé? Impresionante...Lo mejor es mirar directamente todo lo que tiene publicado en su blog sobre este tiempo de Adviento.

Por otro lado Raúl Nessier, el padrino de nuestro hijo Kai, escribió hace tiempo esta meditación sobre María y me ha parecido que hoy es un día ideal para compartirla con todos vosotros.

“Una madre es algo tan grande y tan hermoso que hasta Dios mismo quiso tener una.....María!”
Y como a Dios nadie le gana en generosidad, desde la cruz le da al mundo ese regalo tan grande y tan hermoso que es “La Madre”....nos regala a María , Su Propia Madre!...
¿Podrá el mundo valorar alguna vez, la magnitud de tamaña herencia?...
¿Podremos acaso valorar la anchura y la longitud, la altura y la profundidad, en una palabra , podremos conocer “Ese más allá de todo conocimiento , que es el Amor de Cristo? (Ef:3:18).
María es el cáliz viviente que llevó a Jesús hecho hostia en su vientre.
María albergó en su seno a Aquel a quien ni los cielos ni la tierra pueden contener.
María le dió la vida a Quien es La Vida.
María dió a luz a Quien es La Luz del Mundo.
María alimento con sus pechos virginales a Quien es El Pan Vivo bajado del cielo.
María le enseñó a dar los primeros pasos a Quien es El camino.
María explicó las verdades de la Fe a Quien es La Verdad.
María le enseñó a balbucear las primeras sílabas a Quien es El Verbo de Dios.
María en Caná de Galilea le "adelanta la hora” a quien es Eterno....a Quien es El Alfa y la Omega.
¿Podremos medir el valor y la hermosura de ésta Madre?
Ese Cristo agonizante, en testamento postrero nos dice: “Hijo, he ahí a Tu Madre”....y desde ese momento María nos da a luz en el doloroso parto del Calvario.
Desde ese momento, el camino más directo para llegar a Jesús, ¡pasa por María!

20/11/10

Pedid y se os dará

Hace pocos días que nuestro quinto hijito ha marchado a la casa del Padre (Aquí está el relato de su breve e intensa vida). Han sido meses muy difíciles para nuestra familia, meses en los que hemos luchado por la vida de nuestro bebé con las únicas herramientas que poseíamos: la fe, la confianza, la oración personal y la de cientos de personas que se han conmovido con nuestra historia.
Todos pedíamos por un “milagro” que en apariencia no se ha producido, ya que nuestro bebé no sanó físicamente y tan solo nos regaló unos minutos de vida…. pero sabemos que ninguna oración se pierde y que son ellas las que nos han sostenido durante estos meses terribles. Es por eso, que ahora que hay un nuevo ángel en el cielo, que intercede por todos nosotros, y por la inmensa gratitud que sentimos, que nos animamos a inaugurar un espacio en este blog, para que todo aquel que lo necesite pueda depositar sus intenciones de oración.
Vivimos momentos en que sólo se valora lo práctico y parece que rezar por tantas necesidades como hay en este mundo es un gesto inútil, pero cuando pasas por situaciones realmente difíciles, cuando te encuentras cara a cara con la muerte, cuando la ciencia nada puede hacer, entonces descubres o redescubres el poder de la oración sencilla, confiada y en medio del dolor te sorprendes con una inmensa paz, con calma, con serenidad, incluso con alegría y entiendes que se trata de algo sobrenatural, de algo que no es de este mundo.
Durante este tiempo leía muy a menudo estas palabras, deseaba hacerlas mías y ahora quiero compartirlas con vosotros:
“¿Por qué te confundes y te agitas ante los problemas de la vida? Déjame el cuidado de todas tus cosas y todo te irá mejor. Cuando te abandones en Mí, todo se resolverá con tranquilidad según mis designios. No te desesperes, no me dirijas una oración agitada, como si quisieras exigirme el cumplimiento de tus deseos. Cierra tus ojos del alma y dime con calma: Jesús, en Ti confío. Evita las preocupaciones y angustias, y los pensamientos sobre lo que pueda suceder después. No me estropees mis planes, queriéndome imponer tus ideas. Abandónate confiadamente en Mí. Reposa en Mí y deja en mis manos tu futuro. Dime frecuentemente: Jesús, en Ti confío. Lo que más daño te hace es tu razonamiento y tus propias ideas, y querer resolver las cosas a tu manera. Cuando me dices: Jesús, en Ti confío, no seas como el paciente que le pide al médico que lo cure, pero le sugiere el modo de hacerlo. Déjate llevar en mis brazos divinos, no tengas miedo. Yo te amo. Si crees que las cosas empeoran o se complican a pesar de tu oración, sigue confiando. Cierra los ojos del alma y confía.
Continúa diciendo a toda hora: Jesús, en Ti confío. Necesito las manos libres para poder obrar. No me ates con tus preocupaciones inútiles. Las fuerzas de la oscuridad quieren eso: agitarte, angustiarte, quitarte la paz. Confía sólo en Mí, abandónate en Mí. Así que no te preocupes; echa en Mí todas tus angustias y duerme tranquilamente. Dime siempre: Jesús en Ti confío y verás grandes milagros. Te lo prometo por mi amor.”
Termino esta entrada con  las palabras de  Juliana de Norwich, que son un bálsamo para el alma sobre todo en los momentos difíciles:

“Y todo estará bien; y todo estará bien; todo género de cosas estará bien”

14/8/10

LECTURA EN VOZ ALTA

Leer en voz alta para nuestra familia puede ser una excelente alternativa a la televisión. La mayoría de los padres suelen leer a sus niños cuando son pequeñitos y además acostumbran a ser de los momentos más  placenteros del día. Pero casi todos los niños, entre los cinco y los nueve años se convierten en lectores y esto generalmente es la "excusa" perfecta para dejar de leerles.
Cuando un bebé de doce meses comienza a dar sus primeros pasitos, le encanta lanzarse a descubrir el mundo, pero se cansa pronto y entonces le cogemos en brazos, que es un lugar maravilloso desde el cual se ve la realidad desde una perspectiva única. Cuando un niño pequeño comienza a leer, le sucede lo mismo, lee con avidez los carteles de la calle, las etiquetas de los productos alimentarios, algunos cuentos cortitos e ilustrados, pero se cansa y añora esos momentos que compartía tan especiales junto a papá o mamá en el sofá, bien juntos. No hay ninguna razón para dejar de leer en voz alta, durante siglos ha sido así...la transmisión de la cultura era de manera oral. No pensemos que se van a convertir en vagos o nunca van a leer solos, si seguimos leyendo habitualmente para ellos, durante un tiempo cada día. Nosotros podemos leerles esas obras a los que de momento no tienen acceso, pues son libros gordos, difíciles, con "demasiada" letra....de esos prohibidos cuando tienes nueve años, pero que de repente lee mamá en voz alta y se convierten en cercanos e incluso íntimos...Y además de buscar calidad literaria se les puede acercar a biografías o libros llenos de aquellos valores que deseamos inculcarles. Esos cuentos clásicos que muchos de nuestros niños y adolescentes solo conocen en versión Disney, lo cual es poco más o menos que lamentable ¿no os parece? Leer en voz alta Pinocho, Winnie the Pooh ,El libro de la Selva, Peter Pan o las Crónicas de Narnia y luego ver juntos la película y comentar y comparar...
Leer la versión original de El Quijote durante unos minutos cada día, o el Lazarillo de Tormes o El Cantar del Mío Cid es algo que se puede hacer perfectamente con niños de cinco, ocho o diez años y además supone un enriquecimiento para toda la familia pues tal vez para nosotros fueron lecturas obligatorias en su día y nunca llegamos a degustarlas, a comprenderlas, a amarlas.
Leer la Biblia en voz alta debería ser "obligatorio" en toda familia cristiana, pero bajo mi humilde opinión una buena traducción de la Biblia, con notas aclaratorias etc...no esas versiones ilustradas infantiles, que pueden estar muy bien en un momento dado como ayuda, pero no como un sustituto perpetuo. (Tengo hace tiempo pendiente un post sobre este asunto pues la verdad es que la lectura de la Biblia no es algo que resulte demasiado sencillo, sobre todo cuando se trata de una cuestión existencial, que va mucho más allá de la mera narración de una historia fantástica)
La lectura en voz alta puede servir para profundizar en temas que tal vez no conocemos bien de historia, mitología, ciencia o naturaleza o cualquier otro. Suele ser por ello uno de los pilares de la educación en familia, leyendo libros vivos, escritos por personas que entienden y aman el tema del que hablan, acercamos a nuestros hijos de una manera sencilla, a temas que pueden ser extremadamente complejos.
Mis hijos chapotean en sus libros y se pasan horas al día desde bien pequeñitos entre cuentos, comics pero con nosotros los adultos que les acompañamos en su proceso de aprendizaje, bucean por lugares insospechados y fantásticos, bien acurrucados a nuestro lado, no hay nada que temer, solo entornar los ojos y dejarse llevar y soñar....
La lectura en voz alta va cambiando con las circunstancias de tu vida, con las edades de tus hijos, con su nivel de comprensión, con sus intereses vitales. Cuando son muy pequeñitos yo recomiendo que se haga de manera absolutamente gratuita, a demanda de ellos, que se relea una y mil veces el mismo cuento si es lo que ellos quieren y luego a medida que crecen se van incorporando lecturas que nosotros pensamos les pueden venir bien, sin olvidarnos de las que ellos quieran, para que sean siempre momentos placenteros, que se acerquen a los libros con amor, aprovechar esas conversaciones interminables que surgen alrededor del libro que tenemos entre manos...

Estos son algunos truquillos que a mi me funcionan:

La primera lectura del día suele ser la "obligatoria" aunque sea de cinco minutos. Nosotros procuramos leer a diario un fragmento de la Biblia del A.T o del N.T que intento coincida en la medida de lo posible, con el momento litúrgico que estamos viviendo. En Adviento pues la espera, la Anunciación...en Navidad el nacimiento de Jesús, en Semana Santa la Pasión etc...que tenga relación con lo que se vive en nuestra familia, en las calles, en la iglesia etc...Que a su vez es cíclico, como las estaciones, como los días y esto ayuda a los niños a situarse, a centrarse, además de sentirse parte de una sociedad, una comunidad, una tradicción.
Procuro tener a la vista esos libros que ellos no me piden leer (seamos sinceros) pero que luego disfrutan y que yo considero importante que conozcan, aquí están algunos clásicos como El Quijote, al que dedicamos un día o dos a la semana, algún libro de historia más sesudo etc...
Los libros gordos que tenemos entre manos y que les entusiasman se leen en cualquier momento, no se nos olvida a ninguno,siempre aprovechamos las "esperas" para seguir avanzando en la lectura, en mi bolso siempre hay algo que leer.
Los mayores pueden leer a los pequeños y en ese tiempo mamá aprovecha para adelantar trabajo de ese que hay que hacer en las casas...ejem...
El papá lee unos libros y la mamá otros, eso está muy bien por la complicidad que se crea al estar compartiendo lecturas que nos apasionan y además luego los niños suelen "narrar" de manera espontánea al "otro" la lectura lo cual también les viene fenomenal para aprender a ordenar sus ideas en la mente, exponerlas, hacer una narración correcta.
Siempre leemos primero los libros y luego se ve la peli. Hay libros maravillosos y llenos de valores como "Las Crónicas de Narnia" cuya versión cinematográfica deja mucho que desear y no es precisamente adecuada para niños pequeños. Siempre impacta mucho más una imagen para la cual el niño puede no estar preparado, que una lectura. Además es más fácil detener una lectura en cuanto ves caras raras que una película.
No es preciso ni recomendable leer solo libros para niños, hay libros que tal vez hemos leído nosotros, nos han gustado y podemos compartir con ellos o por ejemplo la poesía, el teatro... a lo mejor a nosotros no nos gustan demasiado, pero no tiene que ser inconveniente para leérselo a nuestros hijos.
Tampoco suelo insistir mucho si veo que no es el momento de cierto libro, por muy maravilloso que a mi me pueda parecer..Así ha sucedido en repetidas ocasiones con uno de mis libros favoritos como es "El principito" o "El hobbit" o los libros de Julio Verne.....hay que tener paciencia y esperar a que llegue el momento adecuado, si llega....

Una recomendación de un libro que nos encantó y es estupendo para este tiempo de verano: "El jardín secreto", también hay película aunque como suele ocurrir, no es tan enriquecedora como el libro.

Para los más chiquititos (aunque mis hijos de 9 y 7 años todavía disfrutan con ellos) siempre recomiendo los Cuentos de Beatrix Potter, con unas ilustraciones de la misma autora de una sensibilidad exquisita.








"Aquel profesor no inculcaba un saber, ofrecía lo que sabía. No era tanto un profesor como un trovador, uno de esos juglares de palabras que frecuentaban las posadas del camino de Compostela y recitaban los cantares de gesta a los peregrinos iletrados.

Como todo necesita un comienzo, congregaba todos los años su pequeño rebaño en torno a los orígenes orales de su novela. Su voz, al igual que la de los trovadores, se dirigía a un público que no sabía leer. Abría los ojos. Encendía lámparas. Encaminaba a su mundo por la ruta de los libros, peregrinación sin final ni certidumbre, marcha del hombre hacia el hombre.
-!Lo más importante era que nos leyera todo en voz alta! La confianza que ponía de entrada en nuestro deseo de aprender...El hombre que lee en voz alta nos eleva a la altura del libro. !Da realmente de leer!"
Daniel Pennac "Como una novela"

3/8/10

Padre Nuestro para niños

Aquí unos dibujos bien bonitos para  que los más peques de la casa puedan aprender la oración de el Padre Nuestro. Lo encontré en el blog de Xhonane, fuente inagotable de recursos para vivir la fe y gracias a ella acabo de conocer también este blog que tiene muchos vídeos para los niños sobre la Biblia, además de otros recursos educativos, se llama Hijos de matrimonios cristianos espero que podáis disfrutarlo en familia.

11/7/10

La Carta de los derechos de la familia

En 1980, en el seno de la Iglesia Católica, nació esta carta sobre los derechos de la familia. Copio aquí el artículo 5, relacionado con la educación de los hijos que no tiene desperdicio:

Por el hecho de haber dado la vida a sus hijos, los padres tienen el derecho originario, primario e inalienable de educarlos; por esta razón ellos deben ser reconocidos como los primeros y principales educadores de sus hijos.
a) Los padres tienen el derecho de educar a sus hijos conforme a sus convicciones morales y religiosas, teniendo presentes las tradiciones culturales de la familia que favorecen el bien y la dignidad del hijo; ellos deben recibir también de la sociedad la ayuda y asistencia necesarias para realizar de modo adecuado su función educadora.
b) Los padres tienen el derecho de elegir libremente las escuelas u otros medios necesarios para educar a sus hijos según sus conciencias. Las autoridades públicas deben asegurar que las subvenciones estatales se repartan de tal manera que los padres sean verdaderamente libres para ejercer su derecho, sin tener que soportar cargas injustas. Los padres no deben soportar, directa o indirectamente aquellas cargas suplementarias que impiden o limitan injustamente el ejercicio de esta libertad.
c) Los padres tienen el derecho de obtener que sus hijos no sean obligados a seguir cursos que no están de acuerdo con sus convicciones morales y religiosas. En particular, la educación sexual --que es un derecho básico de los padres-- debe ser impartida bajo su atenta guía, tanto en casa como en los centros educativos elegidos y controlados por ellos.
d) Los derechos de los padres son violados cuando el Estado impone un sistema obligatorio del que se excluye toda formación religiosa.
e) El derecho primario de los padres a educar a sus hijos debe ser tenido en cuenta en todas las formas de colaboración entre padres, maestros y autoridades escolares, y particularmente en las formas de participación encaminadas a dar a los ciudadanos una voz en el funcionamiento de las escuelas, y en la formulación y aplicación de la política educativa.
f) La familia tiene el derecho de esperar que los medios de comunidación social sean instrumentos positivos para la construcción de la sociedad y que fortalezcan los valores fundamentales de la familia. Al mismo tiempo ésta tiene derecho a ser protegida adecuadamente, en particular respecto a sus miembros más jóvenes, contra los efectos negativos y los abusos de los medios de comunicación.


Nota: la negrita es mía.

7/7/10

"Por lo tanto, la clave de la transformación es que las familias descubran la necesidad y urgencia de preocuparse menos de "hacer" para "tener"- la causa principal de la desintegración matrimonial y familiar- y dedicar más esfuerzo y prioridad a ser familias"

Gabriel Calvo "Energía familiar"

5/7/10

Naturaleza"¿Cómo debiera estar constituido un medio circundante saludable, cuyas energías fueran indicadas para que el niño las absorbiera mediante su organismo sensorio? Tenemos, antes que nada, la naturaleza externa como precioso mundo empírico: el campo, la flor, el animal, el río, el lago, el bosque, las nubes; todos ellos suministrando, mejor dicho, regalando, impresiones sensorias que contribuyen a la construcción del cuerpo. Ver los colores del arco iris, oír el gorjeo de los pájaros, oler la resina del los árboles, saborear la baya en el bosque, sentir la frescura del agua: todo eso son las impresiones sensorias que tienen benéfico significado para el desarrollo físico del niño"

"Como pueden los padres estimular el aprendizaje de sus hijos"
Willi Aeppli

2/7/10

¿TIENE TU HIJO DÉFICIT DE NATURALEZA?

En un charco...
Charlotte Mason recomendaba que los niños pasasen alrededor de seis horas diarías en contacto con la naturaleza, en invierno es realmente dificil, pero ahora con las vacaciones y el buen tiempo podemos cargarnos de horas extras. Es una buena alternativa a la televisión y todos sabemos que los niños cuando tienen agua, arena, árboles, rocas etc...se olvidan de todo lo demás y pueden permanecer horas absortos. Hasta incluso adultos que aún conservan a su niño interior bastante intacto, se ven en la playa haciendo sus castillitos y fortalezas con auténtica pasión. Comparto este artículo que leí hace años y me encantó. Este si que es un déficit que poseen muchos de nuestros niños y que pasa inadvertido!!!

Escrito por Constanza Villanueva.


Fue Richard Louv, periodista y prolífico autor, el que inventó el término y lo hizo popular a través de su libro "El último chico en el bosque". La denominación "déficit de naturaleza" busca retratar una carencia de peso en la infancia del siglo XXI que casi no necesita explicación. Todas las personas mayores en la actualidad saben destacar las diferencias entre sus aventuras infantiles y los juegos que hoy atraen a los niños. Todos los adultos sabemos lo que es embarrarse y trepar un árbol (y la gran mayoría lo evoca con una nostalgia añorante), algo que los niños de hoy en día miran con reticencia. Y somos varios los que nos preguntamos con frecuencia sino es insalubre que la generación más joven no estimule su imaginación en espacios abiertos. Louv decidió indagar en esto cuando investigaba para su libro "El futuro de la infancia" y descubrió que la falta de contacto con la naturaleza tiene efectos físicos y psicológicos en las personas.
Los niños pasan demasiado tiempo encerrados. Van de la casa a la escuela, a centros de actividades y a casa otra vez. Entienden más que sus mayores de tecnología y muestran mayor facilidad para adaptarse al cambio. En muchas cosas parecen ser más "avispados" de lo que éramos nosotros a su edad o hasta, quizás, más inteligentes. Sin embargo, esta "madurez" prematura les está jugando en contra. Cada vez son más comunes el síndrome de déficit de atención y la obesidad infantil y hay otros efectos como el estrés o la depresión que pueden estar ligados con la falta de naturaleza en sus vidas. Cuando un niño se golpea o corta en la actualidad, los padres se alborotan; en seguida van al médico y lo llenan de remedios, vendas y cuidados. No es que esté mal cuidar a nuestros hijos, pero estamos ejerciendo una sobreprotección que ignora nuestras propias experiencias. En las "infancias viejas" (allá por los 70's u 80's) sufríamos raspaduras regularmente, muchos nos hemos fracturado cayendo de árboles o rodando por pendientes, cortado con botellas rotas o clavos oxidados. Muchos veíamos menos la aguja de una vacuna antitetánica que la que nuestras madres usaban para tejer y sin embargo aquí estamos: sanos y salvos, llenos de experiencias y saludables (y agradables) memorias.
Louv destaca que no son las ciudades y la tecnología los únicos responsables del déficit de naturaleza; los padres forman parte de las causas. La inseguridad social creciente los obliga a remarcar más que nunca el "no hables con extraños" y limitan el esparcimiento de sus hijos a un área marcada y conocida, a moverse en automóvil y no salir mucho de casa.
En el libro "El último chico en el bosque" Louv sugiere que los niños que son expuestos a la naturaleza muestran mejoras intelectuales, espirituales y físicas en comparación a los que se mantienen encerrados. Las actividades en la naturaleza probaron disminuir el estrés, aguzar la concentración y promover resoluciones creativas a problemas. Louv y varios investigadores más consideran que ésta es una buena terapia para el síndrome de déficit de atención y otros males que afectan a los niños. Louv va un poco más allá, sugiriendo que mientras aumentar la exposición de los niños a la naturaleza puede ayudarlos a centrarse, la existencia de desórdenes es evidencia de que dos generaciones de alienación pueden haber resultado en un daño considerable ya hecho a nuestros niños. Y es que el periodista no olvida destacar que, más allá de los pequeños, a los mayores también nos hace bien un poco de verde en nuestras vidas.
El libro de Louv cita evidencia de que los niños necesitan de la naturaleza para desarrollar sus sentidos de aprendizaje y creatividad.Estudios en Estados Unidos, Suecia, Australia y Canadá han demostrado que los chicos que juegan en escenarios naturales (con ríos, campos y árboles) son más propensos a crear sus propios juegos y mostrar mayor cooperación que aquellos que juegan en escenarios armados. Y es que en los ambientes controlados no hay verdadera experimentación ni riesgo. Aunque, precisamente, el riesgo es lo que los padres desean evitar, es lo que más nos enseña y estimula la creatividad a la hora de encontrar soluciones.El déficit de naturaleza no es una enfermedad que requiera de pastillas o tratamientos inclementes. Por el contrario, puede solucionarse recuperando esa costumbre perdida que tan bien nos hizo cuando nosotros fuimos pequeños.
Louv ha iniciado una campaña denominada "Ningún chico es dejado dentro" para ayudar a disminuir las horas que los niños pasan conectados a un medio electrónico. Y la Federación Nacional de Vida Salvaje ha iniciado un programa de U$S1.5 millones llamado "Niños en el bosque" para combatir el déficit de naturaleza. Estos programas están implementándose en diferentes estados, sumando experiencias en ambientes naturales a las materias de ciencias en las escuelas y excursiones de 3 días en las Rocosas.Los chicos de ahora aprenden de naturaleza en sus libros y entienden más sobre la selva amazónica de lo que nosotros comprendíamos años atrás. Pero la falta de contacto con la naturaleza intelectualiza el aprendizaje y los vuelve desapegados. Y son ellos los que deberán luchar por preservarla de aquí a unos años. Es hora de volver a encarrilar nuestra unión con la naturaleza. Tanto la de nuestros niños como la propia. Acá el artículo: http://www.neoteo.com/deficit-de-naturaleza.neohttp://www.neoteo.com/deficit-de-naturaleza.neo

28/6/10

VIVIR SIN TELE VI

Esto parece una cruzada anti-televisiva, por lo que va a ser el último post sobre la tele, al menos de momento. Este momento de las vacaciones puede ser un momento ideal para darle vacaciones también al aparatito y probar que tal nos va la vida sin él.
Aunque llevo bastantes años viviendo sin televisión, ella siempre estuvo presente en mi vida y nunca me cuestioné nada acerca de la misma, era lo habitual.....mirar la tele después de hacer los deberes del cole, los domingos y los sábados después de comer...lo que hacían o hacen todavía la mayoría de niños, jóvenes y adultos de nuestra sociedad. Podríamos afirmar que el uso de la televisión es algo universal, la encuentras en casas de personas ricas, pobres, cultas, ignorantes, conservadoras, liberales, de una u otra tendencia política o religiosa....
La primera vez que oí que algunas personas nunca veían la tele, fue en la facultad y se trataba de algunos profesores despistados y frecuentemente absortos en sus investigaciones y estudios. Ello me producía cierta sorpresa pareciéndome curioso e incluso simpático…. pero al fin y al cabo eran filósofos, siempre un tanto chiflados y fuera del mundo…
Cuando mi marido y yo nos casamos, al organizar la casa no reparamos en la televisión, era algo que nos traía sin cuidado ya que la vida en el campo tampoco te deja demasiado tiempo libre…siempre hay algo que hacer y además bastante más, sino atrayente, al menos más urgente.
Heredamos una muy antigua de mis padres que desecharon al mudarse, la colocamos en un rincón del salón (en el suelo) y ahí estuvo un tiempo. Algunos familiares “preocupados” por nosotros nos dieron dinero para comprar un artefacto en condiciones y nosotros que veíamos muy bien un canal o dos…pensamos que a ese dinero le podíamos dar mejor uso, por lo que nunca llegamos a tener una tele mejor. Cada vez se veía menos y cuando nuestro hijo mayor tenía unos dos o tres años en un "destrasteo compulsivo" que me afecta en cada embarazo, convencí a mi esposo para que la donase y de esta manera tan sencilla nos libramos del extraño.
O sea que en realidad no fue algo muy pensado ni meditado sino más bien algo que nos llegó, parece ser que más pronto o más tarde tenía que salir de nuestras vidas…
Aunque hay que reconocer que es muy poco habitual vivir sin una tele en casa, esto no quita que algunos hayamos logrado sacarla de nuestros hogares y cada día nos encontremos más felices de pertenecer a esta minoría. Y estas son algunas de nuestras razones:

• En nuestro deseo de proteger a los niños y proporcionarles un ambiente adecuado para su desarrollo, consideramos la televisión como una amenaza y un peligro. Son pocos los espacios libres de violencia, agresividad, malas palabras, sensacionalismo, falta de respeto, manipulación, invitación al consumo desmesurado, sexo distorsionado etc.…
¿De qué me sirve educar a mis hijos en valores si luego los dejo ante las imágenes de la televisión, de los dibujos, de los anuncios? Selecciono cuidadosamente los libros que les leemos, los lugares a los que acudimos con ellos, las amistades, los ambientes, la música que escuchan, nuestras conversaciones…todo ello buscando que cada vez sean mejores personas y un poco más sabios. Y nada de esto ejerce una influencia tan tremenda como las imágenes televisivas, no hemos más que mirar a nuestro alrededor para ver como las niñas y los niños abandonan cada vez antes la infancia (quemando etapas preciosas) y se visten imitando a las cantantes, modelos, presentadoras e imitan sus maneras, sus ademanes, sus comportamientos, muchas veces con desastrosas consecuencias...
• La televisión siempre o casi siempre es motivo de “conflicto” en las familias, de hecho es frecuente que en muchas casas haya tantos aparatos como miembros tiene la familia, para que cada uno pueda ver lo que quiera…Termina distanciando. La tele reduce casi inevitablemente el encuentro y el diálogo.
• El tiempo que se le dedica, se le roba a otra actividad y bajo mi punto de vista, casi cualquier cosa es más rica y provechosa para el cuerpo y para el espíritu. La lectura, el juego, el diálogo, el trabajo, pero incluso el no hacer nada…puede ser pero que muy interesante.
• Yo creo en la autorregulación y se la permito y fomento a mis hijos, en la medida de lo que considero razonable. Pienso que sus cuerpos son sabios y saben cuándo necesitan ingerir alimentos o bebida (pero dándoles a elegir alimentos y bebidas sanas y naturales) También dejo que se pongan mayor o menor abrigo escuchándose a ellos mismos y no a mi, les dejo bastante libertad de movimientos, vamos que confío en ellos…pero discrepo absolutamente con los padres que equiparan todo lo mencionado con la televisión, el ordenador o a las consolas. Todo esto no es natural sino extraño y ajeno a la naturaleza humana. Yo puedo dejar a un niño que elija si quiere merendar plátanos, naranjas o pan con aceite…pero nada de esto se puede poner al lado de una bolsa de chuches, de chocolatinas o de patatas fritas. Parece muy obvio que no es lo mismo... Y aunque ciertamente llegase ese momento en que se “empachasen” de tele y no quisieran más, ¿qué imágenes han visto? ¿de qué manera les ha afectado o impactado? La mayoría de las veces no hay un adulto al lado, además me imagino que si les interrumpes constantemente para mostrar tu desacuerdo finalmente es un sinsentido. Si no te gusta para qué lo ves. Si estás constantememente criticando o censurando la programación que ofrece la parrilla televisiva,lo más sensato parece apagarla o incluso ni encenderla. No entiendo que mucha gente siempre hable mal de la tele, no le guste nada que sus hijos estén “enganchados”, que pierdan tanto tiempo etc...pero en cambio ni se planteen regalarla, proponer otro tipo de actividades, hacer algo juntos como familia, algún voluntariado…las posibilidades son casi infinitas y se acabaron todos los problemas.
• Estoy convencida de que los niños tienen derecho a lo mejor, a todo aquello que les pueda nutrir, enriquecer, proporcionar seguridad y nosotros somos los que se lo hemos de proporcionar. Son organismos en pleno desarrollo, creciendo e impregnándose de todo lo que les rodea y la televisión suele generar sentimientos de inseguridad o de miedo, en muchas ocasiones por el sensacionalismo de las noticias. No es lo mismo hablarles de la guerra, leerles la noticia de un periódico, que presenciar una imagen para la cual no están preparados ni maduros. No todo es lo mismo, no todo vale y además no se puede decir: “lo observé y no pasó nada”, lo malo daña siempre. La filosofía que impera en los medios como la televisión es frecuentemente el dinero y nada más, aparte de intereses políticos o ideológicos determinados que casi con toda seguridad no son los nuestros.
• Ciertamente hay programas buenísimos y muchísimas familias maravillosas comprometidas con la educación de sus hijos que no les dejan solos ante las pantallas, que comentan con ellos, les enseñan a ser críticos y no creer todo lo que dice la tv, que seleccionan lo que van a ver, eligiendo tan solo aquello de calidad. Pero personalmente y en mis circunstancias actuales me parece un trabajo tan grande, que no me merece la pena, pues esos beneficios los puedo obtener utilizando videos o programas que puedo poner ocasionalmente en el ordenador y me evito la tentación de terminar utilizando la tv como niñera. No se trata de rechazar la tecnológia, sino tan solo de utilizarla en tanto en cuanto me beneficia.
• Tampoco creo que sea demasiado sano para los críos estar expuestos a la tele, sentados, pasivos…Y luego pasa frecuentemente que cuando no hay tele se aburren, no saben que hacer, están demasiado acostumbrados a que les entretengan y no saben buscarse sus propios recursos…Me recuerda a este relato que me encanta:
“Anoche mi mamá y yo estábamos sentados en la sala hablando de las muchas cosas de la vida… entre otras estábamos hablando del tema de vivir y morir.
Le dije: ‘Mamá, nunca me dejes vivir en estado vegetativo, dependiendo de máquinas y líquidos de una botella. Si me ves en ese estado, desenchufa los artefactos que me mantienen vivo. ¡PREFIERO MORIR!”
¡¡Entonces, mi mamá se levantó con una cara de admiración … y me desenchufó el televisor, el DVD, el cable de canal +, Internet, la PC , el mp 4, el cable de la cámara digital, la Play Station, la consola Wii , el teléfono fijo, me quitó el móvil, la web cam, la ipod y el tamagochi. y me tiró todas las cervezas y coca-colas!!!
¡¡CASI ME MUERO!!
• Hay también un motivo estético que no por frívolo he de ignorarlo, y es que no me gustan nada las televisiones por lo que no se donde ubicarlas y todavía ¡¡¡¡aquellas televisiones de antaño cuadraditas tenían su encanto!!!!!!, pero los “plasmas” de ahora no, nooooo y lo que más odio son las antenas y al vivir en una casa baja nuestro tejado tendría que llevar una de ellas, je,je…(Esto es sólo una broma...)
Y estas son algunas de nuestras razones( en los anteriores post he mostrado alguna más) para no tener tele, nunca se sabe si... tal vez... más adelante…Hasta ahora los niños nunca nos han pedido una (por lo cual todo es demasiado fácil), saben de su existencia pues la ven cuándo van a casa de familiares, de amigos, en restaurantes, en tiendas y ni que decir tiene que se quedan hipnotizados y es cuándo yo suelo bromear en voz alta y decirles: “¡¡¡¡pero chicos parece que nunca veáis la tele!!!!”
Ellos son conscientes de que en cada familia se tienen unas costumbres y que muchas de ellas difieren con las nuestras y ya está. Hasta ahora este tipo de cuestiones no les afecta, al fin y al cabo es obvio: Todos somos diferentes.



Estas familias las encontré aquí.
Este post fue también publicado originalmente en "paideia en familia"

11/6/10

VIVIR SIN TELE V

"Dos instituciones controlan a día de hoy la vida de nuestros hijos:
la televisión y la escuela, por este orden. Ambos reducen el mundo
real de sabiduría, fortaleza, templanza y justicia hacia
una abstracción sin final y sin frenos."


Fragmento de un discurso del veterano profesor estadounidense John Taylor Gatto (1935) pronunciado el 30 de enero de 1990 cuando recibió el galardón de Maestro del Año de Nueva York que le fue otorgado durante tres años consecutivos.

7/6/10

VIVIR SIN TELE IV (El extraño)

"Unos cuantos años después que yo naciera, mi padre conoció a un extraño, recién llegado a nuestra pequeña población.Desde el principio, mi padre quedó fascinado con este encantador personaje, y enseguida lo invitó a que viviera con nuestra familia. El extraño aceptó y desde entonces ha estado con nosotros.
Mientras yo crecía, nunca pregunté su lugar en mi familia; en mi mente joven ya tenía un lugar muy especial.Mis padres eran instructores complementarios: Mi mamá me enseñó lo que era bueno y lo que era malo y mi papá me enseñó a obedecer. Pero el extraño era nuestro narrador. Nos mantenía hechizados por horas con aventuras, misterios y comedias. El siempre tenía respuestas para cualquier cosa que quisiéramos saber de política, historia o ciencia. ¡Conocía todo lo del pasado, del presente y hasta podía predecir el futuro!Llevó a mi familia al primer partido de fútbol. Me hacia reír, y me hacía llorar. El extraño nunca paraba de hablar,pero a mi padre no le importaba..... Mi padre dirigió nuestro hogar con ciertas convicciones morales, pero el extraño nunca se sentía obligado para honrarlas. Las blasfemias, las malas palabras, por ejemplo, no se permitían en nuestra casa…Ni de nosotros, ni de nuestros amigos o de cualquier visitante.Sin embargo, nuestro visitante de largo plazo, lograba pronunciar la palabra esa.....y otras que quemaban mis oídos e hicieron que papá se retorciera y mi madre se ruborizara. Mi papá nunca nos dio permiso para tomar alcohol. Pero el extraño nos animó a intentarlo y a hacerlo regularmente. Hizo que los cigarrillos parecieran frescos e inofensivos, y que los cigarros y las pipas se vieran distinguidas.Hablaba libremente (demasiado) sobre sexo. Sus comentarios eran a veces evidentes, otras sugestivos, y generalmente vergonzosos.Ahora sé que mis conceptos sobre relaciones fueron influenciados fuertemente durante mi adolescencia por el extraño.Repetidas veces lo reprendieron y raramente hizo caso a los valores de mis padres y NUNCA le pidieron que se fuera. Han pasado más de cincuenta años desde que el extraño se mudó con nuestra familia. Desde entonces ha cambiado mucho; ya no es tan fascinante como era al principio. No obstante, si hoy usted pudiera entrar en la casa de mis padres, todavía lo encontraría sentado en su esquina, esperando a alguien para que escuchara sus charlas y para verlo dibujar sus cuadros..¿Su nombre? Nosotros lo llamamos:

t e l e v i s o r...

Nota:Se requiere que este artículo sea leído en cada hogar.¡Ahora tiene una esposa que se llama Computadora y un hijo que se llama Celular!
PD: gracias a Dios mi extraño se fue de mi casa!!!! "

6/6/10

VIVIR SIN TELE III (El niño estresado y la televisión)

Artículo publicado originalmente en "paideia en familia"

Los medios de comunicación que tienden a invadir todos los ámbitos vitales son también un área de la vida moderna que ejerce presiones sobre niños y jóvenes acelerando su ritmo de vida.
"Es obvio que los medios de comunicación inundan al niño con la vida problemática de la sociedad que nos rodea. El ya no tiene que descifrar el lenguaje adulto para darse cuenta de qué están hablando; las imágenes no dejan duda alguna sobre los temas tratados. Gracias a la presencia de los medios de comunicación en los hogares, los niños imitan el lenguaje, el tono, las poses de los adultos . Este hecho nos hace creer que ellos son más adultos de lo que realmente son y que "saben tantas cosas". Por lo tanto muchas veces juzgamos mal su madurez verdadera y los tratamos como si fueran casi adultos. Los mismos programas, las mismas propagandas hacen que todos quieran hacer y tener lo mismo. Se borran muchas diferencias individuales, causando una pérdida de identidad personal que debilita al individuo y hace buscar seguridad ficticia en la pertenencia a un grupo. Así se crean dependencias peligrosas y muchas expectativas de lo que pueda venir desde fuera"

Rebeca Wild (Fundación Educativa Pestalozzi) Boletín nº 21

1/6/10

VIVIR SIN TELE II (Documentales culturales)

Frecuentemente los defensores de la televisión suelen argumentar cualquier cosa para tratar de rescatar la tele. !Sin ella no sabemos lo que pasa en el mundo! !Estaríamos desconectados de nuestra sociedad moderna! ! Y no nos olvidemos de las películas culturales!
Las películas culturales no dejan de ser un sustituto muy distorsionado de la realidad, sobre todo para un niño que todavía carece de estructuras seguras para comprenderla. ¿Dónde en la naturaleza oímos por ejemplo música clásica o explicaciones dadas con una voz melodiosa, cuando ponemos pie en la playa o en la selva amazónica? ¿Cuándo se nos presentan de golpe cantidades de animales salvajes apenas entramos en la estepa africana o multitud de peces exóticos apenas nos metemos a bucear en el mar? La vida real es siempre lenta (que nos lo digan a nosotros con el huerto...) y requiere de paciencia para descubrir sus secretos. Los programas culturales, en cambio, nos dan la sensación de "haberlo visto todo" sin siquiera salir de casa y así disminuyen la respuesta del niño a los estímulos naturales, tal como se presentan en la realidad. Lo vuelven impaciente cuando algo requiere esfuerzo; aburrido cuando las cosas no vienen de afuera, sino hay que hacérselas uno mismo, con iniciativa, imaginación y esfuerzos propios.
Para que desarrolle bien el niño tiene que moverse, tiene que manipular objetos, desenvolverse en situaciones concretas. Tiene que comentar lo que realmente está haciendo, no solo repetir lo que oye decir a otros.
Esta combinación compleja de sus experiencias vitales, sobre todo el decir lo que hace, produce imágenes en el hemisferio derecho que sirven de material para un razonamiento creativo. Pero el niño frente a la tele no hace nada concreto. Se llena de palabras e imágenes ajenas que ya son hechas por otros y así pierde muchas oportunidades para madurar dentro de si estructuras confiables a la realidad. Se acostumbra a vivir de sustitutos que vienen de fuera, manteniendo la ilusión de estar viviendo "pleno", mientras que la vida real pasa a su lado, desapercibida.
!Cuantas oportunidades perdidas de compartir experiencias reales, de prestarnos atención, de escucharnos, de compartir alegrías y penas reales, de tomar responsabilidades concretas por culpa de ese cajoncito iluminado sin el cual se cree que ya no se puede vivir adecuadamente en nuestra sociedad de progreso!

(Boletín nº20 de la Fundación educativa Pestalozzi. Rebeca Wild)
Artículo publicado originalmente en Paideia en familia

30/5/10

VIVIR SIN TELE I

NaturalezaDesde que nos convertimos en padres, sentimos que no queríamos que nuestros hijos crecieran viendo la televisión. No era un planteamiento muy intelectualizado , sino tan sólo algo intuitivo que nos llevaba a rechazar la típica imagen del niño pasivo ante un televisor, viendo todo tipo de imágenes, ya que los padres no siempre pueden o desean estar a su lado. Suele ser en muchas ocasiones una niñera que salva al niño del aburrimiento y a los padres de preparar ambientes más propicios para él.
Al principio pensamos que podía ser una opción válida el ser suficientemente selectivos, estar siempre a su lado cuando la viesen y durante poco tiempo. Pero terminamos por sacar la televisión de nuestras vidas y de nuestro salón definitivamente. Consideramos que no merecía la pena, deseamos que al menos en sus primeros años puedan crecer lo más puros posible, sin contaminarse por la engañosa publicidad, las imágenes violentas o sensacionalistas que aparecen casi en cualquier programa (dibujos animados incluidos).
Tenemos ordenadores y aproximadamente dos veces en la semana (no siempre) les ponemos películas o documentales, que eligen en ocasiones ellos y en ocasiones nosotros. El día que toca peli les encanta, se ponen contentísimos, es como una fiesta...el resto de los días jamás piden ver nada..Para nosotros también es como una fiesta pues aunque compartimos ese tiempo con ellos, al menos estamos un tiempo más descansados....
Es gracioso cuando alguien comenta "lo que saben estos chicos, aprenden tanto con la tele...."

Ya hay muchos estudios que demuestran que existe una relación estrecha entre los hábitos del uso de la televisión y la capacidad de los niños de interactuar en situaciones y con materiales que requieren destrezas motrices, de organización en el tiempo y en el espacio, la voluntad de vencer obstáculos, de tomar responsabilidades y de respetar reglas y límites.
Vamos a ver un resumen de los "Cuatro argumentos para eliminar la televisión" de Jerry Mander, que nos hacen caer en la cuenta de que no importa qué programa, la televisión tiene efectos peligrosos por la tecnología que ella aplica:

Ver la tele interrumpe la comunicación normal entre los hemisferios de la corteza cerebral. El hemisferio izquierdo, el crítico y analítico, entra en ralentín y muestra menos actividad que durante el sueño. En cambio el derecho que responde a la ilusión de las imágenes, absorbe las informaciones y las deja pasar al inconsciente sin censura. El efecto de hipnosis que resulta de este estado hace que la televisión se convierta en una droga que hace olvidar las realidades y penas de la vida.

El uso de trucos técnicos usual en esta tecnología inunda al organismo de hormonas de estrés que al momento de ver la tele dan una sensación de interés y excitación, a pesar de que solo se dirige a dos sentidos. Esto sería aburrido para un niño que normalmente interactúa con todo su cuerpo. Los trucos técnicos tienen el efecto de acumular estrés en el organismo que, al no ser que éste sea liberado por mucho juego libre, puede causar hiperactividad.

La tecnología de la tele distorsiona inclusive los estímulos que se dirigen a los ojos y los oídos y causa una esquizofrenia sensorial entre ellos y los otros sentidos.

Las radiaciones nocivas y la iluminación artificial, juntos con un déficit de movimiento libre y de aire fresco, originan problemas de salud de muchas clases.

 
(Información sacada del Boletín nº 20 de la fundación educativa Pestalozzi, escrito por Rebeca Wild)
Artículo publicado originalmente en Paideia en familia

3/5/10

Páginas para colorear (calendario litúrgico)

Xhonane es una mamá que educa a sus cuatro hijos en casa y tiene un blog lleno de ideas para celebrar nuestra fe en la familia. Su último post es un trabajo de recopilación de páginas para imprimir y que los niños puedan colorear, clasificadas según las principales fiestas del calendario litúrgico. Me ha resultado muy interesante y por eso quiero compartirlo aquí.
Colorear puede ser un buen rato de oración para los más chiquitines.
Muchas gracias por todo tu trabajo Xhonane.

18/4/10


"Lo que hago es apenas una gota en el océano.
Pero sin esa gota al océano le faltaría algo."

Madre Teresa de Calcuta

17/4/10

Un poco de todo...

Altar Pascua 2010Nuestro jardín no da muchas flores, ya que tenemos dos perros enormes, que se encargan de las pocas que salen y tampoco nos sobra el tiempo para cuidarlas, ja,ja...
Pero tenemos unos vecinos que si tienen un maravilloso jardín lleno de flores de todo tipo y dispuestos a compartirlas, así nuestro altar de Pascua se va impregnado de primavera y color. Me encanta la idea del "altar" en casa, cómo va cambiando, cómo sirve de recordatorio constante, hasta el pequeñín de la casa sabe en qué época estamos...

Nosotros vivimos sin tele, pero tenemos ordenadores que utilizamos entre otras cosas, para ponerles películas a los niños. Las seleccionamos bastante, pues ya que ven pocas que sean de calidad (una o dos a la semana). Hay una que siempre recomiendo, la vi siendo muy pequeña y me dejó una profunda huella, es muy antigua y muy conocida. Es la vida de Francisco de Asís (mi santo favorito) y se llama "Hermano sol, hermana luna" En You Tube la podemos ver por partes y está bien para los niños más pequeñitos, ya que entera se les podría hacer demasiado larga. A mis hijos, desde luego les fascina y de vez en cuando me piden volver a verla. Es sin lugar a dudas una película fantástica para ver en familia y luego comentar...




En la biblioteca encontré "por casualidad" un libro sobre el Evangelio, en cómic, que me gustaría recomendar desde aquí , para los más pequeños. Las ilustraciones son muy bonitas, el texto claro y sencillo. Pienso que lo ideal es leer a los niños los originales de todos los libros y por supuesto también de la Biblia, pero he de reconocer que libros de este tipo nos pueden ayudar a que conozcan de una manera muy agradable la figura de Jesús de Nazaret.


13/4/10

¿Y si educamos en familia?

HuertoVoy a hacer un poco de proselitismo sobre la educación en familia o el homeschooling. Al crear este blog mi intención no era escribir sobre esta opción educativa, ya que para ello tengo otros dos blogs en los que tratamos todos los aspectos legales, emocionales, prácticos, del día a día de esta maravillosa aventura que es el responsabilizarte al 100% de la educación de tus hijos.
Quiero escribir hoy un post sobre este tema, porque es algo muy desconocido todavía en nuestro país y muchas personas que están teniendo diferentes problemas o desacuerdos con la educación que están recibiendo sus niños en las escuelas a las que los llevan, ni siquiera saben que existe la posibilidad, de no delegar en terceros algo tan vital como es la formación intelectual pero sobre todo humana, de las personitas que más amamos.
Además cuando algo te "enamora" no puedes dejar de proclamar sus maravillas a los cuatro vientos, los creyentes hablamos de Dios, los que además tenemos hijos hablamos de ellos (y que nadie ose dudar de que son los más guapos e inteligentes eh!!!) Ya lo dice el evangelio: "El que encuentra un tesoro en un campo, vende cuanto tiene y compra aquel campo...."
Eso es lo que a nosotros nos sucedió con el homeschooling, lo encontramos por "casualidad", empezamos a bucear en sus profundidades buscando el tesoro que intuíamos albergaba y vaya que si lo encontramos!!!!
En otros países han sido precisamente las familias profundamente religiosas, las pioneras en dejar de llevar a sus hijos a las escuelas y son también las que abrieron el debate y consiguieron que hoy día cualquier familia pueda educar en casa con libertad (al menos así sucede en casi toda Europa, en U.S.A., Canadá, Australia, etc....)
En nuestra familia las razones para querer que nuestros hijos creciesen sin escuela, no fueron en un principio de índole religiosa, sino más bien razones pedagógicas y de respeto a los ritmos y a las necesidades de los niños. Siempre he pensado que es en la familia donde se debe inculcar a los niños la fe, los valores, las virtudes, el cole es para otra cosa...Pero también es cierto que ahora mismo la situación en España está muy difícil y que es conveniente que entre la escuela y la familia exista cierta armonía, para no desorientar a los niños. Hay familias que pueden permitirse llevar a sus hijos a escuelas privadas en las que se valoran e inculcan valores similares a los que se viven en casa, pero hay muchas que no y han de escolarizar a sus niños en el colegio público que tienen más cerca y punto. Tampoco tienen derecho los padres a "objetar" ante asignaturas adoctrinadoras como "Educación para la ciudadania" y por eso algunas familias hartas han decidido desescolarizar o no escolarizar llegada la "edad obligatoria".(Educar a tus propios hijos es un derecho, como el respirar, nadie te puede obligar a escolarizar a un niño, te pueden obligar a educarle y eso es lo que hacemos: educarles durante las 24 horas del día)
Muchas personas objetan que no se puede tener a los niños en una burbuja aséptica y se preguntan que sucederá con ellos cuando salgan al mundo real. Lo primero es que cuando educas a tus hijos prescindiendo del colegio, es simplemente eso....sin colegio, no que estén en casa metidos todo el día. Es precisamente lo contrario, están en el mundo pues suelen acompañar a sus padres a todos los sitios, van a actividades extraescolares (en las cuales se suelen limitar a enseñar la actividad y ya está), van a diferentes grupos, a catequesis....eso ya según los criterios de la familia. Es como un árbolito muy pequeño, que lo protegemos de las inclemencias del tiempo hasta que esté grande y fuerte. Está en el mundo como sus compañeros, el resto de los árboles pero protegido porque lo necesita, nosotros cada vez dejamos antes a los bebés en el mundo y claro sobrevivir sobreviven, pero no se desarrollan de la manera apropiada. Necesitan brazos, leche y calor de sus padres y les abandonamos en una guardería con pocos meses, a los tres años (que todavía son bebés....en un colegio!!!!) Luego nos los devuelven casi adultos y nos preguntamos ¿qué pasó con aquél niño?
Los niños homeschoolers se van a relacionar maravillosamente bien y van a ser hombres y mujeres seguros de si mismos, con una gran fortaleza interior. Y además pueden ser la sal que está necesitando el mundo, estoy convencida de que hoy día educar a nuestros hijos en la familia es algo revolucionario y que puede cambiar de una manera favorable nuestra sociedad y su rumbo.
La mayoría de los padres estamos igual o más preparados intelectualmente, que los profesores que pudieran tener nuestros hijos, pero aún en el supuesto de que esto no sea así, tampoco es un impedimento para educar en casa. Tan solo es necesario tener ganas de seguir aprendiendo juntos a nuestros hijos. Una mamá que educa en casa, siempre dice que la educación en familia es para los padres y que los niños vienen en el camino. De hecho al acompañar el aprendizaje de tus hijos, comprendes las matemáticas que nunca entendiste y la lengua y tantas otras cosas. Al fin y al cabo nuestra generación también recibió una educación bastante lamentable.
Hoy día tenemos tantos recursos al alcance de nuestra mano, que el problema radica más bien en la elección de los materiales, hay currículos preparados específicamente para homeschoolers e incluso escuelas a distancia en U.S.A en las que podemos matricular a nuestros hijos, sobre todo en secundaria o bachiller que ya se puede complicar un poco la cosa para algunos...¿Y el placer de confeccionar nosotros su currículo? ¿El de elegir libros que no son políticamente correctos? uhmmmmm
Cuando educas a tus hijos en casa, generalmente uno de los dos progenitores ha de dejar su trabajo, para ocuparse de los niños, o combinar horarios etc...hay diferentes opciones, pero lo más habitual es que el padre trabaja fuera de casa y la madre dentro. Ni que decir tiene la cantidad de beneficios a todos los niveles que eso aporta a la familia. Hay menos ingresos pero también muchísimos menos gastos, gasolina, ropa, matrículas, libros de texto (con cuya visión tal vez no comulgamos). Con el dinero que "no gastamos" se pueden comprar materiales de calidad que aprovechan todos los hermanos, por ejemplo.
Esto son tan sólo unas pinceladas...que tal vez te puedan servir, pero si quieres saber más te invito a visitar algunos de estos espacios:

En Hazte Oír hay un foro habierto hace años sobre: educación en casa.
Nuestros blogs sobre educación en familia: "Paideia en familia", "Paideia clásica en familia"
Escuelas para matricular a nuestros hijos a distancia:
KOLBE (Escuela católica que admite trabajos en castellano)


5/4/10

Feliz Pascua

"¿Por qué buscáis entre los muertos al que está vivo? No está aquí, ha resucitado."
Lc 24, 5
Altar Pascua



3/4/10

Semana Santa en familia

altar Semana SantaEste post es un poco tardío pero hasta hoy no ha surgido, me imagino que por algo será. Ya estamos casi terminando la Semana Santa, unos días muy importantes para todo cristiano, en los que cada año recordamos la muerte de Jesús de Nazaret y celebramos su Resurreción.
Los creyentes vivimos de una manera muy especial esta semana o al menos así debería ser, es un alto en el camino, un tiempo para reflexionar, un tiempo de interiorizar, de pedir perdón, de crecer en nuestra fe, de acompañar a nuestro Dios. Hay muchas maneras de hacer esto en familia, de involucrar a los más pequeños. Frecuentemente llenamos los días de vacaciones escolares y laborales con muchas actividades, excursiones, mucha tele, mucho ruido y así se nos pasa la vida en todos los ámbitos, no sólo en el espiritual. Llenando de años nuestras vidas y no de vida nuestros años.
Pienso que aunque no seamos creyentes, los niños tienen derecho a saber que se recuerda en estos días, si nunca les hemos presentado a Jesús, si no le conocen, si ni siquiera saben que hace más de dos mil años hubo un hombre que cambió el curso de la historia (nos guste o no después de 2000 años seguimos hablando de Él), lejos de criarlos libres les estamos mermando su libertad. Nunca podrán elegir ya que es imposible decantarte por algo que desconoces....A la mayoría de los padres, nos gusta ofrecerles a nuestros niños muchas actividades, para que ellos opten por una u otra y les ponemos en contacto con música de calidad, con buenos libros, con instrumentos musicales, con experiencias enriquecedoras de todo tipo etc...y nos tranquiliza pensar, que de este modo algún día tendrán criterio para elegir entre todo lo que les hemos ofrecido. En cambio pretendemos que algún decidan si quieren o no creer y nunca jamás les hemos puesto en contacto con nada sobrenatural.
Podemos hablarles de Jesús de una manera histórica, si no conocemos muy bien la historia, lo mejor es recurrir a los Evangelios, hay algunos para niños realmente bonitos (aunque yo siempre digo que prefiero leer el original, pero uno sencillito para los más pequeños, nos puede ayudar hasta a nosotros) Se les puede poner una película de dibujos, tipo "El hombre que hacía milagros" O música clásica, como "La pasión según San Mateo" de Bach...
Para los que creemos firmemente que áquel hombre que murió en una cruz, era Dios yo creo que podemos y debemos ir mucho más lejos. Es cierto que las celebraciones de estos días suelen ser muy largas y en ocasiones pesadas para los niños, pero nos pueden acompañar y si se cansan pues nos salimos y no pasa nada, en ocasiones nos sorprenden. Por otro lado nunca me han molestado las risas o los comentarios de los niños en las ceremonias religiosas, ellos son espontáneos, naturales y lo viven a su manera, con esa energia desbordante que dificilmente puede contenerse durante más de unos minutos, pero Jesús era amigo de los niños y quería tenerlos cerca. 
Explicarles antes que vamos a celebrar puede ayudar bastante, los diferentes simbolos y ritos, el lavatorio de los pies, la última cena, las procesiones, ellos preguntan y preguntan y debemos responderles (siempre que podamos) de una manera sencilla y clara...
No quedarnos en lo externo, las procesiones, ciertas tradicciones, las comidas típicas de estos días...ir a la esencia, los niños son muy espirituales y conectan facilmente con todo lo divino, no olvidemos que de ellos es el Reino de los Cielos.
Hacer un poquito de silencio en estos días, no distraernos con cualquier cosa, podemos aprovechar el contacto con la naturaleza que siempre nos acerca a Dios, a la vez que produce paz y sosiego...
Vivimos en una época en la que tendemos a evitar todo lo que no sea puro placer, mera distracción o deleite, por eso la Cruz es algo incómodo, incluso un tabú, lo fue en la época de Jesús y lo es en nuestros días, ¡¡fué y es un escándalo!!
Pero la Cruz es enseñanza, ya que el dolor y el sufrimiento forman parte de la vida y además una vez superado nos hace más fuertes, más hombres, más mujeres. Estamos criando una generación de niños muy blanditos, cierto que son adolescentes mucho antes que en cualquier época anterior, pero es mera fachada y apariencia, es un saltarse etapas como la de la infancia, que se les pasa volando,es solo copia de los modelos que ven en la televisión, en las películas, pero no tienen ninguna capacidad de soportar frustraciones o incomodidades....
Con los adultos sucede lo mismo ¡qué miedo al dolor! ¿por qué? No podemos aguantar ni un poquito de frío en nuestras casas durante el invierno, ni calor en verano claro!!! La austeridad en el comer, el vestir, en el día a día, suena  como algo obsoleto, aunque nuestro planeta sufra y todo el mundo hable de reciclaje y de ecología.
Por ejemplo, quienes hemos tenido la inmensa fortuna de dar a luz a nuestros hijos de manera natural, sin anestesias de ningún tipo, sabemos que esas experiencias lejos de ser "traumáticas", crean un vínculo muy fuerte con tus hijos y te dan una fortaleza que te acompaña toda la vida. Siempre siento pena cuando algunas mujeres te cuentan que fue un parto maravilloso, pues "no se enteraron de nada" ¿pero que puede tener de maravilloso no enterarte de nada cuándo está naciendo tu hijo? Siempre me recuerda a cuando los amigos de Jesús se quedaron dormidos mientras Él  oraba, o a aquellos que mientras agonizaba en la Cruz se dedicarian a pasar el rato, distraidos o subastando sus prendas. Así nos gusta vivir, sin enterarnos de nada y por eso tenemos el mundo que tenemos...se nos llena la boca hablando del amor, pero no hay demasiado amor, al menos no de ese Amor capaz de dar la vida por sus amigos...

15/3/10

"Formar a una persona significa entusiasmarla con los grandes valores....Todo gran valor crea en torno un área de irradiación. Al adentrarse en ella, las personas sensibles se sienten atraídas. La labor del maestro o guía consiste en sugerir a las personas que se inmerjan en ese campo de imantación. El resto corre al cargo de los valores mismos, por el poder que tienen de hacerse valer. Todo valor pide ser realizado, apela a los hombres a asumirlo en sus vidas como un criterio de conducta y acción..."

"El amor humano" Alfonso López Quintás

28/2/10

Leí esta cita en el blog de María y la comparto pues no tiene desperdicio. Pertenece al libro: "Padres brillantes, maestros fascinantes" de Augusto Cury:

"Empuja a tus hijos a encontrar grandes motivos para ser felices con las cosas pequeñas. Una persona emocionalmente superficial necesita de grandes eventos para tener placer, una persona profunda encuentra placer en las cosas ocultas, en los fenómenos aparentemente imperceptibles: en el movimiento de las nubes, en el baile de las mariposas, en el abrazo de un amigo, en el beso de quien ama, en una mirada de complicidad, en la sonrisa solidaria de un desconocido.
La felicidad no es obra de la casualidad, la felicidad es un entrenamiento. Prepara a los niños para que sean excelentes observadores. Sal al campo o a pasear por un jardín; haz que contemplen cómo se abre una flor y descubre con ellos lo hermoso e invisible. Siente con sus ojos las cosas bonitas que hay alrededor.
Lleva a los jóvenes a observar los momentos sencillos, la fuerza que surge de las pérdidas, la seguridad que brota del caos, la grandeza que emana de los pequeños gestos. Las montañas se forman con granos de arena inapreciables.
Los niños serán felices si aprenden a contemplar lo bello en los momentos de gloria y de fracaso, en las flores de la primavera y en las hojas secas del invierno. ¡He aquí el gran desafío de la educación de la emoción!
Para muchos, la felicidad es una locura de los psicólogos, un delirio de los filósofos, una alucinación de los poetas. No han comprendido que los secretos de la felicidad se esconden en las cosas simples y anónimas, tan distantes y tan próximas".

23/2/10

21/2/10

CUARESMA: CAMINOS ABIERTOS

Cruz cuaresma 2010Dios es abridor de caminos.
Cuando todo parece cansado, saca de los viejos troncos brotes nuevos.
Cuando todo parece confuso, saca de las confusiones claridades y verdad.
Dios nos sorprende dándonos futuro.
Dios es sembrador de amor en nuestro surco.
Con su novedad, nunca agotada, rompe una y otra vez, la corteza de la monotonía.
Dios llena el tiempo de posibilidades.
Frente a caminos repetidos, nos propone caminos nuevos.
Dios desborda nuestras preguntas con su proyecto de vida.
Sale a nuestro encuentro como un sembrador esperanzado.
Invita a estrenar una nueva manera de vivir.
Nunca se agota el agua de su fuente.
Dios siempre habla bien de nosotros y nosotras.
Cuando nos ponemos en menos de lo que somos, El levanta nuestra dignidad.
Dios nos propone, no impone, su amor.
Sabe esperar pacientemente nuestra respuesta.
Lo saqué de esta página preciosa.

19/2/10

ALTAR DE CUARESMA

altar cuaresma 2010Este miércoles comenzó el tiempo de Cuaresma, con el símbolo de la imposición de la ceniza. En casa hemos puesto también un "altar" muy sencillo, que pretende ser otro símbolo, que está en un lugar muy visible. La idea es que vaya transformándose y seguró que lo hará, si nuestros corazones se transforman según avanzamos hacía la Pascua de Jesús. Elegimos la imagen de Jesús en el desierto, me gusta lo que transmite, es increiblemente sencilla pero dice tanto...
La Biblia, un atril con reflexiones, oraciones, artículos, etc... que he ido encontrando por Internet sobre este tiempo y por último unas crucecitas que hicieron los niños con palitos de madera.
Si queréis ideas para vivir este tiempo en familia, aquí tenéis muchos, muchos recursos.

13/2/10

"Habría que vivir siempre como si acabásemos de nacer. Vivir en el asombro, como seres recién estrenados. Sólo entonces gozaríamos ante el milagro del sabor de la naranja, de la belleza de este paisaje que, ante nuestra casa, ya ni contemplamos"

J.L.Martín Descalzo

AGRADECIMIENTO

"El término agradecimiento procede de las voces latinas gratus (agradable, agradecido) y gratum (agradecimiento). Está unido en su raíz con agradar, agrado, gratitud, gratuito, congratular, gratificar.
El agradecimiento nos humaniza. Lo que propiamente se agradece no es tanto el don recibido cuanto el amor dispensado. La gratitud presupone la existencia de alguien que no sólo da sino que se da.
Podemos sentir agradecimiento hacia quien nos ha concedido lo que le hemos solicitado. Podemos también estar agradecidos por disponer de bienes que hemos recibido con nuestro ser, sin haberlos pedido: la propia existencia, la familia, el pueblo, el lenguaje, las obras culturales, los valores...
Para un creyente, el hecho de que exista Dios, constituye el mayor de los dones.
Cuando uno hace la experiencia viva del enigma de la propia existencia, de lo incomprensible y desbordante que es el hecho de que uno exista, y que en torno haya un universo impresionante en lo más pequeño y en lo más grande, comprende que todo es un don, una gracia, un obsequio gratuito, y tal gratuidad mueve a la correspondencia.
Los niños no han pedido venir al mundo, ni han solicitado que tal venida se realizara en las condiciones dadas. Pero un día se abren a la conciencia de que sus padres estuvieron abiertos a su vida, la acogieron y la promovieron. Esa actitud promocionante, que implica generosidad y esfuerzo, merece gratitud. Venimos de la relación amorosa de nuestros padres entre si y respecto a nosotros, y nos sentimos llamados, por lo mismo, a crear nuevas relaciones oblativas, en las cuales se prolongue de alguna forma el milagro de la vida.
La raíz de la gratitud es el amor, por parte de quién da y de quien recibe. El agradecimiento viene del amor y conduce al amor. Por eso constituye un valor. La actitud amorosa exige desprendimiento, y éste implica renuncias. Para conseguir el hábito del desinterés se requiere una larga y ardua ejercitación. La capacidad de agradecimiento es una virtud que ha de ser cultivada. "

(“El libro de los valores” Gustavo Villapalos y Alfonso López Quintás)


Ideas para educar-nos en este valor:


-Acordarnos con frecuencia de dar gracias por todo lo que tenemos, que casi con toda seguridad, es mucho más que lo que no tenemos.
-Dar gracias antes de comer, es una buena y bonita costumbre, todos hemos de estar juntos y de una manera sencilla damos gracias por la comida tan rica y pedimos por los que no tienen nada. En mi casa se puso de moda hace un tiempo, bendecir la mesa cogidos de la mano.
-Antes de acostarnos dar gracias por lo bueno que nos ha traído el día, involucrar a los niños para que digan por qué se sienten agradecidos....poco a poco saldrá todo solo.
-No dar nada por supuesto y sorprendernos en voz alta: Qué bueno que tengo piernas con las que puedo correr y montar en bici y subir a los árboles!!!! Qué bueno que estamos calentitos dentro de casa, con el frío que hace fuera!!!! Tenemos libros para leer!!! Estamos vivos!!! Hoy ha salido el sol!!!! Esta actitud es además una buena alternativa a la queja constante por todo lo que nos falta, lo que nos gustaría tener, lo que no llegamos a hacer etc...
-Promover la colaboración en casa. Desde muy pequeñitos los niños pueden y deben ayudar en casa, de esta manera están aprendiendo a agradecer, cuando se encuentran las cosas hechas pues aprecian el esfuerzo y por otro lado están aprendiendo a hacer todo lo que sin duda van a necesitar el día de mañana. Al principio esto requiere una gran dosis de paciencia y tardamos nosotros mucho menos a hacerlo pero con el tiempo....Hay muchas cosas que un niño puede hacer desde muy pequeño:
.Quitar y poner la mesa.
.Ayudar a tender la ropa, a doblarla, a meterla y sacarla de la lavadora..
.Recoger sus juguetes, ordenar el salón, su habitación etc..
.Cuidar a los animales domésticos, regar las plantas, el huerto...
. Ayudar en la cocina también es algo que les suele entusiasmar.........
.Todo lo que precisa de agua y jabón les vuelve locos...aunque termine generalmente de una manera un tanto caótica, je,je...Limpiar cristales, lavar el coche, fregar....(mejor dejar todo esto para el verano).
-Que nos vean ser agradecidos, en la calle, en casa, con ellos, entre nosotros...Se puede dar gracias de mil maneras diferentes, con una palabra, un gesto, una sonrisa, una oración, un abrazo, cantando, bailando...
-Enseñarles a corresponder, las cartas, los regalos etc...Mostrarles que vale más nuestro tiempo que nuestro dinero, el dibujo que le pintamos al abuelo, el regalo que hacemos con nuestras manos, el amor con el que lo hemos impregnado etc..
-Hace poco leía en el blog de una amiga que había quién llevaba un diario, en el que cada día apuntaba cinco cosas por las que se sentía agradecida. Nunca lo he hecho pero me llama....
Y seguro que a todos se nos ocurren muchas más ideas....para crecer en este valor.
"La gratitud es la memoria del corazón"