"Educar en libertad me parece la cosa más difícil del mundo. La más necesaria. Y es difícil porque hay padres que, por afanes de libertad, no educan. Y padres que por afanes educativos no respetan la libertad. Hacer ambas cosas a la vez es acaso como construir un círculo cuadrado. Algo que sería imposible si no existiera el milagro del amor."


J.L. Martín Descalzo "Las razones de su vida"



21/8/12

Los santos. Un amigo para cada día



Dice Charlotte Mason que "cuando se implanta una idea apropiadamente en la mente de un niño esta segregará su propio alimento, crecerá y producirá fruto en una sucesión de ideas afines...."
Los niños tienen derecho a lo mejor, a lo excelente, por ello el leerles vidas ejemplares, vidas de santos, de hermanos mayores en la fe, además de suponer un enriquecimiento vital, les hará entusiasmarse con lo bello, con el bien y les ayudará a ser mejores personas. Si los únicos referentes que se les ofrece son los famosos que salen en televisión, es lógico que busquen en la vida tan sólo poder, dinero, éxito, pero nosotros no queremos eso para nuestros pequeños.
Al final he encontrado un libro para niños, con vidas de santos que me gusta, pues aunque resumido no tiene un lenguaje simplón. Contiene ilustraciones, fotos, imágenes, dos índices con todas las celebraciones, fiestas y santos del año.
Este libro de Miguel Ángel Requena es el hermano menor de una colección de vidas de santos mucho más larga. Es el "Nuevo Año Cristiano" de la editorial EDIBESA, que son ¡¡doce libros!!, uno por mes. Wowwwwwwww.
 

26/7/12

25/6/12

Un antropólogo propuso un juego a los niños de una tribu africana. Puso una canasta llena de frutas cerca de un árbol y le dijo a los niños que aquel que llegara primero ganaría todas las frutas.
Cuando dio la señal para que corrieran, todos los niños se tomaron de las manos y corrieron juntos, después se sentaron juntos a disfrutar del premio.
Cuando él les preguntó por qué habían corrido así, si uno solo podía ganar todas las frutas, le respondieron: UBUNTU, ¿cómo uno de nosotros podría estar feliz si todos los demás están tristes?
UBUNTU, en la cultura Xhosa significa: "Yo soy porque nosotros somos".

19/6/12

CHIARA CORBELLA (La maternidad heroica)

Este sábado, en la iglesia de Santa Francisca Romana de Roma, se celebró el funeral de la joven Chiara Petrillo, tras un sufrimiento de cerca de dos años provocada por un tumor.
Una ceremonia nada fúnebre, una gran fiesta en la que participaron cerca de mil personas que llenaron la iglesia, cantando, tocando, aplaudiendo desde la entrada del féretro hasta su salida.
Es una historia extraordinaria la de Chiara que se ha difundido por la red, tanto que el video en Youtube ha registrado más de 500 visionados en un solo día.
Esta joven romana de solo 28 años, bella, luminosa, con la sonrisa siempre en los labios, murió por retrasar el tratamiento que habría podido salvarla, con tal de acabar el embarazo de Francisco, un niño esperado desde el primer momento de su matrimonio con Enrico.
No era el primer embarazo de Chiara. Los dos anteriores acabaron con la muerte de los niños, con graves malformaciones, nada más nacer.
Sufrimientos, traumas, sentimiento de desánimo, pero Chiara y Enrico nunca se cerraron a la vida, con lo que tras algún tiempo llegó otro embarazo: Francisco.
Esta vez las ecografías confirmaban la buen salud del niño, sin embargo al quinto mes a Chiara los médicos le diganosticaron una lesión de la lengua que tras una primera intervención, se confirmó ser la peor de las hipótesis: un carcinoma.
Desde entonces, una serie de luchas. Chiara y el marido, sin embargo, no perdieron la fe y “aliándose” con Dios decidieron una vez más decir sí a la vida.
Chiara defendió a Francisco sin pensárselo dos veces y aún corriendo un grave riesgo, retrasó su tratamiento llevando adelante la maternidad. Sólo tras el parto la joven pudo someterse a una nueva intervención quirúrgica más radical y luego a los sucesivos ciclos de quimio y radioterapia.
Francisco nació sano y guapo el 30 de mayo de 2011; pero Chiara, consumida hasta perder incluso la vista del ojo derecho, tras un año, no lo superó. El miércoles pasado, hacia mediodía, rodeada de parientes y amigos, acabó la batalla. Contra el “dragón” que la perseguía, como ella definía el tumor, en referencia a la lectura del Apocalipsis.
Como, sin embargo, se lee en la misma lectura –elegida no por casualidad para la ceremonia fúnebre- una mujer ha vencido al dragón. Chiara, en efecto, habrá perdido su combate terreno pero ha ganado la vida eterna y ha dado a todos un verdadero testimonio de santidad.
“Una segunda Gianna Beretta Molla”, la definió el cardenal vicario de Roma Agostino Vallini, que quiso rendir homenaje con su presencia a Chiara, a la que había conocido hace unos meses junto a Enrico.
“La vida es como un bordado del que vemos el revés, la parte desordenada y llena de hilos –dijo el purpurado--, pero de vez en cuando la fe nos permite ver un borde de la parte derecha”. Es el caso de Chiara, según el cardenal: “Una gran lección de vida, una luz, fruto de un maravilloso designio divino que se nos escapa, pero que existe”.
“Yo no sé lo que Dios ha preparado para nosotros a través de este mujer –añadió- pero es seguramente algo que no podemos perder; por ello recojamos esta herencia que nos recuerda dar el justo valor a cada pequeño o gran gesto cotidiano”.
“Esta mañana estamos viendo, lo que hace dos mil años vivió el centurión, cuando viendo morir a Jesús dijo: Este era verdaderamente el hijo de Dios”, dijo en su homilía fray Vito, joven franciscano, conocido en Asís, que asistió espiritualmente a Chiara y a su familia en el último periodo.
“La muerte de Chiara ha sido el cumplimiento de una plegaria”, añadió. La joven, contó el fraile, “tras la diagnosis médica del 4 de abril que la declaraba 'enferma terminal', pidió un milagro: no la curación, sino de hacer vivir estos momentos de enfermedad y sufrimiento en la paz a ella y a las personas más cercanas”.
“Y nosotros –dijo fray Vito visiblemente emocionado- hemos visto morir a una mujer no sólo serena sino feliz”. Una mujer que vivió gastando su vida por amor a los otros, llegando a confiar a Enrico: “quizá la curación en el fondo no la quiero, un marido feliz y un niño sereno sin la mamá son un testimonio más grande respecto a una mujer que ha superado la enfermedad. Un testimonio que podría salvar a tantas personas...”.
A esta fe Chiara llegó poco a poco, precisó fray Vito, “siguiendo la regla asumida en Asís por los franciscanos que tanto amaba: pequeños pasos posibles”. Un modo, explicó, “para afrontar el miedo del pasado y del futuro frente a los grandes eventos, y que enseña a empezar por las cosas pequeñas. Nosotros no podemos transformar el agua en vino, pero sí empezar a llenar las tinajas. Chiara creía en esto y esto la ayudó a vivir una buena vida y por tanto una buena muerte, paso a paso”.
Todos los asistentes se llevaron de la iglesia una plantita –por voluntad de Chiara que no quería flores en su funeral sino que cada uno recibiera un regalo- y en el corazón un “pedacito” de este testimonio, orando y pidiendo la gracia a esta joven mujer a la que quizá un día llamarán beata Chiara Corbella.

26/5/12

"La mujer ha sido creada para amar y ser amada.
La mujer es el centro de la familia.
Si hoy existen problemas graves, es porque la mujer ha abandonado su lugar en el centro de la familia.
Cuando el hijo regresa a casa, su madre no está allí para acogerlo"

Madre Teresa

24/5/12

"La paz y la guerra empiezan en el hogar.
Si de verdad queremos que haya paz en el mundo, empecemos por amarnos unos a otros en el seno de nuestras propias familias.
Si queremos sembrar alegría en derredor nuestro, precisamos que toda familia viva feliz"

Madre Teresa

21/5/12

Vivir sin tele

En el libro "La voz de los niños" de Katrina Kenison hay un capítulo dedicado a la televisión.
En un momento de sus vidas su esposo y ella decidieron que en lugar de discutir con sus hijos cuánta televisión podían ver, apagarían la tele de una vez por todas. Aunque reconoce que actualmente ni siquiera piensan en ella, hace una serie de reflexiones que me parecen muy interesantes:



"Muchos padres y madres se sienten impotentes para hacer buenas elecciones, pues les parece que el empuje de los medios es más fuerte que ellos. ¿Cómo podemos proteger a nuestros niños del implacable despliegue de violencia, sexo, ruido humor inapropiado y propaganda, en un mundo dirigido por los medios de comunicación y que ya se encuentra saturado de sus sonidos e imágenes? ¿Cómo van nuestros hijos a ofrecer resistencia a estas influencias si no logramos ofrecerla nosotros? ¿Cómo puede ocurrir que, en una sociedad en que la mayoría carece de tiempo, estemos deseosos de entregar el tiempo que tenemos a nuestros televisores?"

"Antes, los padres, la familia extensa y la comunidad transferían sus valores a la nueva generación. Hoy en día son los medios de comunicación los que educan a muchos niños. Los personajes de la televisión les dicen qué deben comprar, cómo deben vestirse, qué deben comer, cómo deben hablar, a qué deben aspirar, qué deben amar y qué despreciar. En vista del poder y la omnipresencia de la televisión y los medios en nuestras vidas, no resulta sorprendente que tantos padres se sientan impotentes o hayan perdido la confianza en su capacidad para poner límites y educar a sus propios hijos"

"Una vez que la pantalla del televisor se hubo oscurecido, las demás cosas de la vida se volvieron más brillantes"

"En nuestra casa, al eliminar la televisión hicimos sitio para las cosas que de verdad nos importan. De hecho, no me parece que exagero al decir que la acción más importante que realizamos mi marido y yo para fomentar la creatividad, el juego imaginativo y el criterio de nuestros hijos fue apagar el televisor.....Hemos descubierto que la ausencia de televisíón significa:
- Más tiempo para la música.
- Más tiempo para leer.
- Más tiempo para el arte.
- Más tiempo para jugar.
- Más compasión. La televisión nos transforma en mirones saturados. Cuando se nos bombardea con violencia, sexo y catástrofes, no tenemos más remedio que insensibilizarnos con relación a las imágenes que nos arrojan. Al eliminar de nuestras vidas el flujo diario de información sensorial, nuestros sentidos parecen afilarse. Nuestros hijos experimentan la vida de forma más plena y la sienten con más profundidad, tanto en lo que tiene de bello cuanto de triste.
- Más tiempo para los demás.
- Más tiempo para vivir.

"Cuando consideramos el hogar como un refugio en un mundo febril, percibimos la televisión cada vez más como una intrusa que roba de nuestra casa la vida y el sentido, hurta nuestro tiempo y se alimenta de nuestras almas"

"Cuando se apaga el televisor, empieza la vida"


13/5/12

Cómo ayudar a los niños a afrontar la pérdida de un ser querido

Aunque nuestra sociedad se empeñe en hacer "como si" la muerte no existiese, la realidad es que más pronto o más tarde, todos tenemos que enfrentarnos con ella pues forma pare de la vida. Este libro aporta bastantes pautas e ideas para acompañar a niños de todas las edades que están llorando la pérdida de un ser querido.
Aquí he ido recopilando más libros interesantes, que de una u otra manera tratan sobre la muerte.

"Poder llorar la muerte de un ser querido adecuadamente y afrontar la pérdida antes de que se produzca, en el momento en que ocurre y sobre todo después, hace que el niño crezca sin sentirse culpable, deprimido, enojado o asustado. Cuando ayudamos a nuestros hijos a curarse del dolor que produce la herida emocional más profunda de todas -la muerte de un ser querido-, los estamos dotando de unas capacidades y una comprensión importantes, que les servirán para el resto de sus vidas"


7/5/12

La Santa Sede apoya explícitamente el homeschooling

Esta es una buena noticia para las familias que educamos en casa.

La Santa Sede respalda ante la ONU, la educación en casa, defendiendo la familia y a los padres como primeros educadores frente a la "desconcertante tendencia" de quienes tratan de usurparles este derecho en favor del Estado, alertando frente al adoctrinamiento ideológico. Aquí se pueden leer los documentos íntegros en inglés y castellano.


5/5/12

"En cuanto padres y madres de una generación de niños sobreestimulados y ocupados, si podemos aminorar nuestro ritmo de vida cotidiano. Podemos dar otra forma a nuestras vidas, que se han vuelto sobrecargadas y demasiado tensas. Podemos dar a nuestros hijos e hijas menos actividades y más espacio para respirar, menos clases y más tiempo para que hagan sus propios descubrimientos. Podemos hacer un examen a fondo de nuestras agendas sobrecargadas y nuestras vidas apretadas, y abandonar las actividades y compromisos que no nos enriquecen. Podemos tomarnos las cosas con más calma y exigir menos a los niños. Podemos proteger y respetar los momentos tranquilos, sin programación, y ofrecérselo a nuestros hijos"

"La voz de los niños" Katrina Kenison